Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Trastornos de las válvulas cardíacas

La función del corazón es bombear sangre por todo el cuerpo. Esta función comienza con el bombeo de la sangre dentro del corazón mismo. En el interior del corazón, la sangre pasa a través de una serie de aberturas llamadas válvulas que permiten el flujo en una sola dirección. Cuando una válvula funciona mal, el flujo de sangre a través de la misma es insuficiente. Una válvula defectuosa puede no abrirse lo suficiente o no cerrarse bien (o tener ambos problemas). En cualquier caso, el resultado es que el corazón no envía suficiente sangre al resto del cuerpo, lo cual causa los síntomas que usted tiene.

Síntomas de trastornos cardíacos valvulares

Es posible tener un problema valvular durante décadas sin manifestar ningún síntoma. Si usted tiene síntomas, es posible que estos se manifiesten de forma tan lenta que apenas los note. En otros casos, sin embargo, los síntomas aparecen de repente. Tal vez usted tenga uno o varios de los siguientes síntomas:

  • Dificultad para respirar cuando está acostado, cuando se esfuerza o cuando está estresado emocionalmente

  • Dolor, presión o adormecimiento en el pecho, el cuello, la espalda o los brazos (angina)

  • Se siente mareado, muy débil o aturdido

  • Cansancio, especialmente con la actividad o a medida que avanza el día

  • Despertarse por la noche tosiendo o jadeando

  • Un ritmo cardíaco demasiado rápido, fuerte o irregular

  • Sensación de agitación (aleteo) o palpitaciones en el pecho

  • Hinchazón en los tobillos o en los pies

Problemas de apertura (estenosis)

Cuando una válvula no se abre completamente, el problema se conoce como estenosis. Es posible que las valvas o aletas de la válvula estén pegadas una contra otra, o demasiado rígidas para abrirse completamente. Cuando una válvula no se abre completamente, la sangre tiene que pasar por una abertura más estrecha y en consecuencia el músculo cardíaco debe esforzarse más para bombear la sangre a través de la misma.

Problemas de cierre (regurgitación)

Cuando una válvula no se cierra bien, el problema se llama regurgitación o insuficiencia. La válvula con este problema puede describirse como una válvula con pérdidas. Es posible que las valvas o aletas no encajen bien una con la otra, o bien los tejidos que las soportan pueden romperse. El resultado es que parte de la sangre retrocede a través de la válvula hacia la cavidad de la que provenía, con lo que el corazón debe bombear esa sangre dos veces.

 

Causas comunes de los trastornos valvulares

Los problemas valvulares pueden afectar a hombres y a mujeres de cualquier edad. Una válvula puede ser defectuosa de nacimiento o bien desgastarse a medida que la persona envejece. En algunos casos no es posible determinar la causa exacta de un trastorno valvular, pero los problemas más comunes son los siguientes:

  • Acumulación de calcio o tejido cicatricial en una válvula

  • Fiebre reumática y otras enfermedades o trastornos infecciosos

  • Alta presión arterial

  • Otros trastornos cardíacos, como la enfermedad de las arterias coronarias

 

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.