Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Problemas de la arteria carótida: Bloqueo

La sangre transporta oxígeno y nutrientes por todo el cuerpo. Las arterias carótidas son vasos sanguíneos grandes que transportan sangre al cerebro. Ciertos trastornos de salud pueden producir estrechamientos y asperezas en el interior de las arterias carótidas; con el tiempo, estos daños aumentan el riesgo de tener un ataque cerebral (pérdida repentina de la función del cerebro).

Arterias carótidas abiertas

El interior de una arteria carótida sana está desobstruido. El revestimiento de la pared arterial es liso, lo que permite a la sangre circular libremente desde el corazón al cerebro y aportarle todo el oxígeno y los nutrientes que necesita para funcionar debidamente.

Arterias carótidas estrechadas

Ciertos factores que ponen en riesgo la salud, como la alta presión arterial (hipertensión), fumar y la diabetes pueden provocar daños y asperezas en las paredes de las arterias. Estas lesiones permiten que el colesterol y otras partículas presentes en la sangre se adhieran a las paredes arteriales y formen la placa (depósitos grasos). Las acumulaciones de placa pueden estrechar la arteria y facilitar el estancamiento de la sangre, lo que aumenta el riesgo de que se formen coágulos.

Cómo puede surgir un ataque cerebral

Puede producirse un ataque cerebral cuando se fragmenta la placa presente en la arteria carótida y se desprenden pequeños trozos de placa que luego entran en el torrente sanguíneo. Al mismo tiempo, esta rotura puede generar aún más coágulos de sangre. Los fragmentos de placa y los diminutos coágulos (denominados émbolos) pueden circular en el torrente sanguíneo hasta que llegan a atascarse en uno de los pequeños vasos del cerebro. Una vez que sucede esto, se obstruye el flujo sanguíneo a una parte del cerebro y surge un ataque cerebral.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.