Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Versión externa

Si el feto no se coloca por sí solo en una posición con la cabeza hacia abajo, es posible que el médico intente hacer una versión externa, un procedimiento que consiste en intentar dar la vuelta al feto mediante presiones en el abdomen. Tal vez le den medicamentos para relajar el útero y facilitar el movimiento del feto. La versión externa se realiza con ayuda de ecografía para observar la posición del feto.

Cambio de la posición del feto

Image

1

El médico hace presión sobre el abdomen y ubica la cabeza y las nalgas del bebé.

Image

2

Al hacer presión sobre el vientre, el médico puede a veces lograr dar la vuelta al feto de manera que quede con la cabeza hacia abajo, lo cual, en muchos casos, permite el parto vaginal. No obstante, en ocasiones es un trabajo de dos personas. Durante el procedimiento, se revisa el latido del bebé varias veces mediante ultrasonido.

Alumbramiento

En algunos casos, el parto vaginal es posible aun cuando no se pueda cambiar la posición del feto. Este tipo de parto depende de la experiencia del proveedor de atención médica. La cesárea (parto mediante operación quirúrgica) es el modo preferido para la mayoría de los médicos debido a la cada vez menor experiencia en partos vaginales con presentación pélvica. En ese caso le darán anestesia (medicamentos para evitar el dolor) pero es posible que pueda permanecer despierta durante la operación.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.