Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Operación de un testículo sin bajar

Si el testículo no baja por sí solo, debería dársele tratamiento para evitar problemas en el futuro. El objetivo de la operación es bajar el testículo a su posición normal dentro del escroto.

Parte baja del abdomen de un bebé en donde se ven los riñones por debajo de la piel. El testículo derecho está en su posición normal en el escroto. El testículo izquierdo no descendido está entre la entrepierna y el escroto. El testículo no descendido se moverá para ubicarlo en la posición normal.

Por qué se necesita el tratamiento

  • Mientras más tiempo permanezca el testículo fuera del escroto, más posibilidades hay de que produzca menos espermatozoides.

  • Un testículo sin bajar también corre un mayor riesgo de cáncer. Esto sucede aun cuando el testículo ya se encuentra en el escroto. Bajar el testículo al escroto facilita la detección del problema.

  • Un testículo sin bajar puede dejar una pequeña rasgadura (hernia) en la pared entre el abdomen y la ingle. La hernia debe ser tratada para prevenir problemas futuros.

La operación

Durante la operación, el testículo se baja al escroto.

  • Usted y su hijo tendrán que llegar al hospital o centro donde se vaya a hacer la operación, 1–2 horas antes del procedimiento.

  • Darán anestesia a su hijo para que esté más tranquilo.

  • Se hace un corte (incisión) en la ingle o en el abdomen, y otra pequeña incisión en el escroto.

  • El testículo se desprende del tejido que lo rodea, y luego se baja y se cose a la pared del escroto.

Llame a su médico si

Debe llamar a su proveedor de asistencia médica si el niño sano tiene alguno de los signos o síntomas que se describen a continuación:

  • El corte sangra o se pone rojo, o supura.

  • En un bebé menor de 3 meses, una temperatura rectal de 100.4 ° ​​F (38,0 º C) o más

  • En niños de 3-36 meses, una temperatura rectal de 102° F (39,0 º C) o más

  • En un niño de cualquier edad que tiene una temperatura de 103 ° F (39,4 º C) o más

  • Una fiebre que dura más de 24 horas en un niño menor a 2 años de edad o durante 3 días en un niño mayor a 2 años.

  • Su hijo ha tenido una convulsión causada por la fiebre

  • El niño no para de llorar

    .

Después de la operación

Lo más probable es que su hijo pueda ir a casa unas horas después de la operación. En 2–3 días deberá sentirse mejor.

  • El médico podría recetarle a su hijo medicamentos contra el dolor. Asegúrese de dárselos tal como le indiquen.

  • Los puntos se disolverán o se los sacarán de 7–10 días después de la operación.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.