Print

Doctors and providers who treat this condition

  

¿Qué es la enfermedad inflamatoria pélvica?

La EIP es una infección de los órganos reproductores. Si se deja sin tratar, puede causar daños graves en todo el cuerpo. En algunas ocasiones, la EIP produce síntomas tan fuertes que resulta necesario ir a la sala de emergencias, aunque en muchos casos es una infección “silenciosa” con pocos o ningún síntoma. Pero tenga la seguridad de que esta infección puede ser tratada, para prevenir daños permanentes.

¿Quiénes contraen la EIP?

Aunque la EIP puede contraerse en cualquier edad, la mayoría de las mujeres la contraen en la adolescencia o en la veintena y muchas no saben que la tienen hasta varios años más tarde. Mientras más tiempo dure la infección, mayor es el riesgo de que se desarrollen problemas ulteriores.

¿Cuáles son los síntomas?

Cuando la EIP produce síntomas, estos son similares a los de muchos otros problemas de salud, por lo que la enfermedad puede ser difícil de detectar. Entre los síntomas se encuentran los siguientes:

  • Dolor en la zona pélvica

  • Dolor durante las relaciones sexuales o sangrado después

  • Orinar con mucha frecuencia o con dolor

  • Fiebre, escalofríos u otros síntomas de gripe

  • Secreción vaginal con mal olor

¿Cómo contraje la EIP?

La EIP se contrae cuando ciertas bacterias infectan los órganos reproductores. A menudo, esto ocurre a consecuencia de una ETS (enfermedad de transmisión sexual). En algunos casos, las mujeres pueden desarrollar la EIP al usar un dispositivo intrauterino como anticonceptivo.

1. Durante el coito, el semen sale del pene y entra en la vagina, donde al mismo tiempo pueden entrar también las bacterias que producen una ETS.

2. Estas bacterias pueden pasar hacia el útero a través del cuello uterino.

3. Las bacterias se desplazan desde el útero hacia las trompas de Falopio, las cuales resultan infectadas.

4. La infección puede extenderse desde las trompas de Falopio a otras partes del cuerpo.

El tratamiento puede ayudar

Cuando la EIP se detecta y se trata a tiempo, a menudo puede curarse. Pero si no se le da tratamiento puede causar serias complicaciones o problemas de salud, como por ejemplo daños a los órganos reproductores, dolor pélvico e infertilidad (imposibilidad de quedare embarazada). Las complicaciones de la EIP pueden incluso (en casos muy poco frecuentes) llegar a presentar peligro de muerte. Por eso es importante tratar la EIP lo antes posible.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.