Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Cómo enjuagar la sonda IV 

Enjuague su sonda IV tal como le hayan indicado su médico o proveedor de atención médica. El procedimiento específico que debe usar para enjuagarlo dependerá del tamaño de la sonda, de su programa de medicamentos y de las políticas y los procedimientos que emplee su proveedor de atención médica. Además, el procedimiento que se usa para enjuagar una sonda IV pediátrica (de bebés y niños) es diferente del que se usa para las sondas de personas adultas.

Enjuague su sonda después de cada uso, o una vez al día si no la ha usado. Le dirán cuánta solución de limpieza tiene que usar y de qué tipo. Por lo general, la solución de limpieza es una solución salina normal (una combinación estéril de agua y sal). A algunas sondas solo es necesario limpiarlas una vez a la semana cuando no están en uso: averigüe con su proveedor de atención médica. Si así le indican, enjuague también con una solución de heparina después del segundo enjuague con solución salina. La solución de heparina se usa para ayudar a evitar que la sonda se obstruya.

Primero, lávese las manos con jabón y agua tibia del grifo, o límpielas con gel para manos:

Image

1. Llene una jeringa: si no está usando una jeringa pre-preparada o pre-llenada

  • Destape un recipiente nuevo del enjuague indicado. O use un disco de algodón o un hisopo antimicrobiano o antiséptico para limpiar el tope de goma de un recipiente ya abierto.

  • Retraiga el émbolo de la jeringa hasta la cantidad de solución salina o heparina que necesita. Destape la aguja o el dispositivo sin aguja e inserte en el tope. Empuje el émbolo hasta el final.

  • Gire el recipiente hacia arriba y retraiga el émbolo de la jeringa para extraer la cantidad indicada de solución. Por lo general, la cantidad es 3 cc (centímetros cúbicos), pero puede que sea más o menos según su situación específica.

Image

2. Quite el aire de la jeringa

  • Sostenga la jeringa con la aguja o el dispositivo sin aguja con la punta hacia arriba. Sacuda apenas la jeringa o dele un golpecito suave. Las burbujas grandes que hubiese subirán a la superficie.

  • Lentamente, empuje el émbolo hasta que salga de la aguja una gotita de solución salina o de heparina. Vuelva a colocar la tapa de la aguja o del dispositivo sin aguja. Así, la aguja o el dispositivo sin aguja permanecerán estériles cuando los apoye.

Image

3. Limpie el puerto

  • Para reducir el riesgo de que entren gérmenes en la línea intravenosa, limpie el puerto (orificio) con un disco de algodón con alcohol.

Image

4. Inyecte la solución salina o heparina

  • Abra la abrazadera de la sonda. Destape la aguja o el dispositivo sin aguja. Inserte en el puerto de inyección.

  • Enjuague la sonda. Empuje el émbolo en forma lenta y suave. No lo fuerce.

Image

5. Termine el enjuague

  • Cierre la abrazadera de la sonda justo antes de que se vacíe la jeringa. Esto impide que la sangre vuelva hacia la sonda. Nota: Hay algunas sondas que no necesitan abrazaderas.

  • Retire la aguja o el dispositivo sin aguja del puerto de inyección. Coloque en una caja para elementos punzantes. Vuelva a enjuagar si así le indicaron hacerlo.

  • Coloque en una caja para elementos punzantes.

  • Vuelva a enjuagar si así le indicaron hacerlo.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.