Print

Doctors and providers who treat this condition

  

La biopsia endometrial

La biopsia endometrial es un procedimiento que se usa para examinar el endometrio (la membrana mucosa del útero) y suele hacerse en la consulta de su proveedor de atención médica. Durante la biopsia se toman pequeñas muestras de tejido de la membrana mucosa del útero y luego se envían a un laboratorio para examinarlas. Si se detectan problemas, usted y su proveedor de atención médica considerarán las opciones de tratamiento. Esta biopsia suele tardar menos de 20 minutos en realizarse y normalmente usted podrá reanudar sus actividades diarias tan pronto como la haya terminado.

Motivos para este procedimiento

La biopsia endometrial puede ayudar a determinar la causa de ciertos problemas, por ejemplo:

  • Sangrado después de la menopausia

  • Períodos menstruales irregulares

  • Sangrado relacionado con la terapia de reemplazo hormonal

  • Sangrado prolongado

  • Resultados anormales de la prueba de Papanicolaou

  • Dificultad para quedar embarazada (problemas de fertilidad)

Mujer acostada sobre una camilla con los pies sobre los estribos. El proveedor de atención médica está sentado entre las piernas de la mujer. ¿Cuáles son los riesgos?

Los problemas de la biopsia endometrial son poco frecuentes, pero pueden consistir en:

  • Sangrado

  • Infección

  • Daño a la pared uterina (muy poco frecuente)

Preparación para el procedimiento

El médico le preguntará acerca de su salud y los medicamentos que esté tomando, como por ejemplo anticoagulantes. Antes de la biopsia, es posible que le hagan pruebas para asegurarse de que no está embarazada ni tiene una infección. También es posible que le pidan que firme un formulario de consentimiento. Uno o dos días antes del procedimiento: 

  • Evite el uso de pomadas u otros medicamentos vaginales.

  • Evite las duchas vaginales.

  • Pregunte a su proveedor de atención médica si debe tomar medicamentos para el dolor poco antes de la prueba.

Durante la biopsia

  • Le pedirán que se acueste con las rodillas dobladas, igual que para una prueba de Papanicolaou.

  • Es posible que le hagan un breve examen pélvico. Se introduce un instrumento llamado espéculo en la vagina para mantenerla abierta.

  • Se aplica una solución antiséptica en el cuello del útero. Es posible que le anestesien el cuello del útero o que se lo dilaten para ensanchar la entrada.

  • A continuación se introduce un tubo de succión en el útero.

  • Es normal que sienta cólicos cuando le introduzcan el tubo. Pero si los cólicos son muy fuertes o se siente muy mal, avise al médico.

  • Mediante succión suave, se toman muestras de la mucosa uterina y es posible que sienta pinchazos o más cólicos mientras se toman las muestras.

  • A continuación se quita el tubo y el espéculo, y se envían las muestras al laboratorio para examinarlas.

Después del procedimiento

  • Si se siente aturdida o mareada, puede quedarse descansando en la camilla de examen hasta que se sienta suficientemente bien para vestirse.

  • Es posible que sienta cólicos moderados durante algunas horas. Normalmente esto puede aliviarse con medicamentos sin receta contra el dolor.

  • Es posible que también tenga algo de sangrado durante algunos días. Utilice toallas sanitarias en vez de tampones.

  • No use duchas ni medicamentos vaginales a menos que su proveedor de atención médica le diga que puede hacerlo.

  • Pregunte a su proveedor de atención médica cuándo puede volver a tener relaciones sexuales.

Visita de control

Aproximadamente una semana después de la biopsia llegarán los resultados del laboratorio y su proveedor de atención médica hablará con usted acerca de ellos. Es posible que los resultados indiquen que no se necesita tratamiento alguno, o bien que su médico programe otra visita de control y más pruebas. Si la biopsia se hizo debido a problemas de fertilidad, asegúrese de anotar el día en que comienza su siguiente período menstrual.

Llame a su equipo de atención médica si tiene:

  • Sangrado abundante (más de una toalla sanitaria cada 2 horas).

  • Cólicos severos o aumento del dolor.

  • Fiebre que sobrepasa los 101°F.

  • Secreción vaginal maloliente o de aspecto inusual.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.