Print

Doctors and providers who treat this condition

  

¿Qué es un ataque cerebral isquémico?

El cerebro necesita un suministro constante de sangre para funcionar. Durante un ataque cerebral, la sangre deja de circular en parte del cerebro y la zona afectada se daña. Sus funciones se ven perjudicadas o pueden llegar a perderse. La mayoría de los ataques cerebrales se deben al bloqueo de un vaso sanguíneo que suministra sangre al cerebro. También pueden ocurrir si un vaso sanguíneo del cerebro se rompe (se abre).

Del corazón al cerebro

El corazón es una bomba que envía sangre rica en oxígeno hacia los vasos sanguíneos llamados arterias.Si una arteria entre el corazón y el cerebro se bloquea, el cerebro no recibirá oxígeno suficiente. Algunos bloqueos de arterias se deben a la presencia placa (depósitos grasos). Las arterias también pueden bloquearse por coágulos de sangre. Algunos coágulos se forman en la placa y otros se forman en el corazón, especialmente en personas que tienen fibrilación auricular (ritmo cardíaco irregular). Si una porción de esa placa o coágulo se desprende e ingresa al torrente sanguíneo, puede llegar al cerebro y producir un ataque cerebral.

Cómo se produce un ataque cerebral

El ataque cerebral isquémico se produce cuando una arteria que suministra sangre al cerebro se encuentra bloqueada o reducida en gran medida. Esto puede deberse a una acumulación de placa. También puede ocurrir cuando se desprenden pequeñas porciones de placa o coágulos de sangre (llamados émbolos) que ingresan al torrente sanguíneo. Los émbolos se trasladan por la sangre hasta que se atascan en uno de los vasos sanguíneos pequeños del cerebro.

Arterias saludables

 

Arterias dañadas

Arterias saludables. El recubrimiento de la pared de una arteria saludable es liso, lo que permite que la sangre fluya libremente del corazón al resto del cuerpo. El cerebro recibe toda la sangre que necesita para funcionar correctamente.

Arterias dañadas. La presión arterial alta, fumar cigarrillos y otros problemas pueden hacer que las paredes de las arterias se vuelvan rugosas. Eso permite que la placa se acumule en las paredes. También es posible que se formen coágulos de sangre en las placas, lo cual puede estrechar la arteria y reducir el flujo sanguíneo. 

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.