Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Cuidado de la herida del abdomen

Cubrir su herida ayuda a mantenerla limpia, seca y sin infecciones. De esta forma cicatrizará más rápido. Siga los siguientes pasos:

Image Image Image

 

1. Lávese las manos y prepárese

  • Use jabón líquido. Enjabónese durante 1–2 minutos. Cepíllese entre los dedos y debajo de las uñas.

  • Enjuáguese con agua tibia con los dedos hacia abajo. Use una toalla de papel limpia para secarse las manos y cierre la llave.

  • Ponga todo lo que va a usar sobre una tela o toalla de papel limpia. Abra una bolsa de basura de plástico.

  • Despegue los bordes de los paquetes de vendas. Vacíe cualquier solución para irrigar la herida en los recipientes adecuados.

  • Limpie las tijeras con agua y jabón. Corte cada pedazo de cinta adhesiva de modo que sea 4 pulgadas más grande que el vendaje.

2. Retire la venda usada

  • Póngase los guantes desechables.

  • Afloje la cinta adhesiva vieja tirándola con cuidado hacia la herida. Quítese el vendaje capa por capa. Póngalo enseguida en la bolsa de plástico.

  • Quítese los guantes y échelos en la bolsa de plástico nuevamente, según le indique su médico. Lávese las manos según se indica y luego póngase guantes nuevos.

Llame a su médico si:

  • Si la incisión se abre de repente.

  • La herida sangra o aumenta de tamaño.

  • Aumenta el enrojecimiento, la hinchazón o la supuración.

  • Le duele la herida o la zona alrededor.

  • La herida cambia de color

  • Le sube fiebre por encima de 101.0°F o siente escalofrío.

3. Limpie y vende la incisión

  • Limpie la herida y aplique un nuevo apósito según las indicaciones.

  • Ponga todos los materiales utilizados en la bolsa de plástico.

  • Quítese los guantes y póngalos en la bolsa.

  • Selle la bolsa y póngala en la basura.

  • Asegúrese de lavarse las manos otra vez.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.