Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Lista de lo que debe recordar después de la operación

Después de la operación, usted puede recuperarse en forma rápida y segura. Quizás lo hayan internado (si pasó la noche en el hospital) o le hayan hecho un procedimiento ambulatorio (si regresó a su casa el día de la operación). En el centro de salud, siga las instrucciones de su cirujano, el personal de enfermería y demás proveedores de atención médica. Colabore con estos profesionales para que su estancia proceda sin inconvenientes, de modo que usted pueda regresar a su casa en la fecha prevista. En su casa, ayude a su cuerpo a sanar procurando mantener su comodidad, cuidar su incisión, comer bien y descansar. Además, sepa cuándo debe llamar a su proveedor de atención médica en caso de que le surja algún problema.

Guíese por las pautas siguientes para recordarse lo que debe hacer después de su operación. Asegúrese de seguir todas las instrucciones posoperatorias específicas que le dé su cirujano o el personal de enfermería.

Mujer sentada en una camilla, hablando con un proveedor de atención médica.

En el centro de salud

  • Control del dolor.

    • Le darán calmantes (analgésicos) por vía intravenosa (IV) o en pastillas para controlar el dolor; o tal vez tenga conectada una máquina de analgesia controlada por el paciente (“PCA” por sus siglas en inglés). Siga las instrucciones de uso de la máquina PCA que le dé su proveedor de atención médica.

    • Hable con el personal de enfermería si el dolor no se le alivia con los medicamentos o si le empeora de repente.

  • Prevención de una trombosis venosa profunda (TVP). La TVP es una afección en la que se forma un coágulo de sangre en una vena profunda, a menudo en la pierna. Si el coágulo se desprende y circula hasta el pulmón, pueden producirse graves problemas de salud e incluso la muerte. Los pacientes que se someten a operaciones tienen un alto riesgo de TVP. Por esto, su médico le recetará una o varias de las cosas siguientes para prevenirla:

    • Anticoagulante. Este medicamento impide la formación de coágulos de sangre. Le administrarán un anticoagulante antes e inmediatamente después de la operación, ya sea por inyección, a través de una sonda IV o en forma de pastillas (por vía oral).

    • Medias elásticas de compresión. Estas medias quedan apretadas alrededor del tobillo y se van aflojando a medida que suben por la pierna. Este diseño permite que la sangre siga circulando hacia el corazón y tenga una menor tendencia a estancarse en las piernas, lo cual puede favorecer la formación de coágulos.

    • Ambulación (salir de la cama y caminar). En cuanto usted pueda caminar, el personal de enfermería le ayudará a salir de la cama. La movilización mejora la circulación y ayuda a prevenir los coágulos de sangre.

    • Ejercicios. Unos sencillos ejercicios mientras esté en la cama o sentado en una silla le ayudarán a prevenir la TVP. Mueva los pies en círculos o de arriba abajo 10-30 veces por hora para mejorar su circulación.

    • Dispositivos de compresión secuencial (llamados también dispositivos de compresión neumática intermitente). Alrededor de las piernas o los pies se enrollan estas fundas especiales que pueden inflarse. Las fundas están conectadas mediante unos tubos de aire a una bomba eléctrica que las infla y desinfla. Cada vez que se inflan, las fundas aprietan suavemente los músculos de las piernas o los pies; al desinflarse las fundas, los músculos se relajan. Esta acción fomenta la circulación y previene la formación de coágulos de sangre.

  • Náuseas y vómito. Son síntomas comunes después de una operación. Si usted tiene náuseas y vómito que le causan problemas, asegúrese de informar al personal de enfermería o al cirujano para que le den un tratamiento.

  • Prevención de la neumonía. Para ayudar a despejar sus pulmones y prevenir la neumonía, es posible que le enseñen unos ejercicios de respiración profunda y tos forzada. Siga las instrucciones que le haya dado su proveedor de atención médica sobre cómo y con qué frecuencia debe hacer los ejercicios.

  • Cuidado de la incisión y el tubo de drenaje. El personal de enfermería le cambiará el apósito que cubre su incisión. También es posible que tenga puesto un tubo que drena los líquidos procedentes de la herida quirúrgica. Para evitar que entren microbios en la incisión y el tubo de drenaje, evite tocarlos. Antes de que usted salga del hospital, un enfermero le enseñará a cuidarse la incisión y el tubo de drenaje en su casa. Asegúrese de entender las instrucciones.

  • Análisis de sangre. Es probable que le extraigan muestras de sangre después de la operación, para garantizar que se está recuperando bien y que no presenta ningún problema como un alto nivel de azúcar en la sangre (hiperglucemia).

  • Sonda urinaria. Durante la operación, quizás le hayan insertado un tubo (sonda) a través de la uretra y en el interior de la vejiga, para drenar la orina. Después de la operación, el cirujano determinará cuándo pueden sacarle la sonda (generalmente, antes de que usted regrese a casa). Si le dan de alta con la sonda puesta, el enfermero le enseñará a cuidársela en su casa. Asegúrese de hacer todas las preguntas que tenga sobre la sonda antes de salir del hospital.

En su casa

  • Control del dolor. Tome sus analgésicos según las indicaciones, antes de que el dolor se vuelva demasiado intenso. No los tome con más frecuencia (las sobredosis son peligrosas) ni menos a menudo (lo que es menos eficaz). Tomar sus analgésicos de noche puede ayudarle a tener un sueño reparador. 

  • Prevención de TVP y neumonía. Sigue siendo posible que le dé una TVP o neumonía después de que usted regrese a casa. Siga las instrucciones de alta que le hayan dado en el hospital. Para prevenir la TVP, quizás le hayan indicado que siga poniéndose medias de compresión, usando un dispositivo de compresión o tomando medicamentos. Para prevenir la neumonía, podrían haberle recomendado que siga practicando los ejercicios de respiración y tos que le enseñaron en el hospital.  

  • Cuidado de la incisión y el tubo de drenaje. Siga las instrucciones que le dieron en el hospital sobre cuándo puede ducharse sin peligro. Hasta ese momento, mantenga seca la incisión. Esté pendiente de las señales de infección, como mayor enrojecimiento, hinchazón, supuración maloliente o secreción proveniente de la incisión. Si se lo han indicado, mantenga su incisión elevada por encima del nivel del corazón. Si le dejaron puesta la sonda de drenaje, préstele los cuidados que le indicaron. 

  • Actividad física. En su cita de control, pregúntele al médico cuándo puede reanudar sus actividades físicas sin peligro. Vuelva a su nivel de ejercicio habitual gradualmente para no cansarse demasiado o imponer esfuerzos en el sitio operado.

  • Regreso al trabajo. Su reintegro al trabajo dependerá de la operación que le hayan hecho y del tipo de oficio que usted tenga. Su cirujano decidirá cuándo puede volver a su trabajo. En muchos casos es posible regresar al trabajo 4 a 6 semanas después de una cirugía mayor y unos cuantos días después de una cirugía menor. Espere 7 días antes de volver al trabajo.

  • Manejar. Absténgase de manejar hasta que su cirujano le diga que puede hacerlo. Esta precaución se debe a que algunos medicamentos, como los analgésicos, pueden darle sueño.

  • Aliméntese bien. La buena alimentación ayuda al cuerpo a recuperarse. Sin embargo, quizás tenga algunos episodios de náuseas después de la operación. Por esto, procure comer lo que le apetezca. Si usted lleva una dieta especial antes de la operación, pregúntele a su médico si debe seguirla mientras se recupera.

Cita de control

Mi cita de control se ha programado para el: 

 

________________________________________________________________

 

Cuándo debe buscar atención médica

Llame al 911 de inmediato si tiene cualquiera de estos síntomas:

  • Dolor de pecho

  • Falta de aire

  • Dolor, hinchazón, enrojecimiento o sensación de calor en la pantorrilla o el muslo

Aparte de eso, llame a su cirujano inmediatamente si tiene cualquiera de estos síntomas:

  • Dolor que empeora o que no se alivia con analgésicos

  • Secreción, enrojecimiento o hinchazón alrededor de la incisión

  • Se abre la incisión (cúbrala con un apósito o paño limpio)

  • Se cae el tubo de drenaje (no intente volverlo a introducir)

  • Náuseas y vómito intensos

  • Fiebre de 101°F o más alta 

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.