Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Control de los desencadenantes del asma: otros desencadenantes

Tal vez descubra que ciertos desencadenantes del asma no son alergenos ni irritantes. Entre estos se encuentran los cambios climáticos, enfermedades, ejercicio y otras condiciones o situaciones. Si cualquiera de ellos le desencadena síntomas de asma, marque a continuación los consejos que podrían ayudarle y pruébelos.

Clima

Ciertos tipos de clima pueden desencadenar asma o contribuir a otros desencadenantes como las alergias. Por supuesto, uno no puede controlar el clima, pero podrá tener más cuidado algunas veces cuando sabe que el tiempo puede ser un problema.

Observe cuál es el tipo de condiciones climáticas que más le afectan: frío, calor, humedad o viento. Esto varía de una persona a otra.

Limite las actividades al aire libre durante el tipo de condiciones que más le afectan.

Proteja los pulmones tapándose la boca y la nariz con una bufanda cuando haga frío.

Primer plano de manos en el lavabo debajo del agua que corre. Las manos están cubiertas con espuma de jabón.

Catarros, gripe e infecciones de los senos nasales

Las enfermedades que afectan la nariz y la garganta (infecciones del tracto respiratorio) pueden irritar los pulmones. Usted no puede prevenir todas las enfermedades, pero tal vez sea capaz de evitar algunas de ellas.

Lávese las manos a menudo con agua tibia y jabón o líquido desinfectante para las manos.

Vacúnese contra la gripe cada año.

Cuide su salud general. Duerma lo suficiente y coma una dieta sana y equilibrada con abundante fruta y verduras.

Aditivos de los alimentos

Los aditivos de los alimentos pueden provocar ataques de asma en algunas personas. Revise las etiquetas de los alimentos para ver si aparecen las palabras “sulfites”, “metabisulfites” o “sulfur dioxide”. Estas sustancias suelen encontrarse en productos como el vino, la cerveza y la fruta seca. Evite las comidas que contienen estos aditivos.

Medicamentos

Ciertos medicamentos causan síntomas en algunas personas con asma, entre ellos la aspirina y los productos similares como el ibuprofeno y el naproxeno, así como ciertos medicamentos recetados como los bloqueadores de receptores beta.

Informe a su proveedor de atención médica si sospecha que ciertos medicamentos le provocan síntomas. Pida una lista de los productos que contienen dichos medicamentos.

Lea las etiquetas de los medicamentos sin receta. Los medicamentos para los catarros y la sinusitis suelen contener aspirina o productos similares.

Emociones

Reír, llorar o sentirse entusiasmado, pueden actuar como desencadenantes en algunas personas. Estas emociones son normales y no es posible evitarlas, pero usted puede aprender maneras de respirar más lentamente para evitar desencadenar un ataque.

Intente este ejercicio de respiración: Comience por inhalar lentamente por la nariz contando hasta 2 segundos. A continuación expulse lentamente el aire, con los labios fruncidos, contando hasta 4 segundos.

Intente concentrarse en una imagen relajante en su mente. Esto le ayudará a relajarse y a calmar la respiración.

Recuerde tomar diariamente sus medicamentos de control. Es más probable que se olvide de tomarlos si está enojado o estresado.

Ejercicio

Para algunas personas, el ejercicio puede provocar síntomas de asma. Esto se conoce como asma inducida por el ejercicio. No permita que el asma inducida por el ejercicio le impida mantenerse activo. Si mantiene el asma bajo control, podrá hacer ejercicio sin provocar síntomas de asma. Estos consejos (junto con los consejos de su médico) podrán ayudarle:

Tome un medicamento de alivio rápido pocos minutos antes de hacer ejercicio, según le hayan indicado.

Tenga siempre a mano su inhalador de alivio rápido cuando haga ejercicio.

Si nota síntomas de asma, deténgase y ponga en práctica su plan de acción.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.