Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Broncoscopia flexible

Una broncoscopia flexible es un examen que sirve para diagnosticar problemas en los pulmones. Para hacerla, se usa un tubo delgado y flexible llamado broncoscopio. Este tubo lleva una cámara diminuta y una luz, que le permiten al proveedor de atención médica observar sus vías respiratorias.

Contorno de una cabeza y pecho humanos con la cabeza girada hacia un lado. Se muestran los pulmones y los bronquios. Un broncoscopio con fuente de luz en el extremo se inserta a través de la nariz y la parte trasera de la garganta hasta el final de la tráquea.

Antes de su examen

  • Siga las instrucciones de su proveedor al pie de la letra. De lo contrario, tal vez haya que cancelar o volver a hacer el examen.

  • Asegúrese de dejar su medicamento anticoagulante (diluyente de la sangre) hasta después del examen.

  • No coma ni tome nada en las 6 a 12 horas antes de la prueba. También evite fumar 24 horas antes de la prueba.

  • Le pedirán que se quite las dentaduras postizas o puentes.

  • Lea y firme el formulario de consentimiento.

  • Justo antes del examen le darán medicamentos sedantes para que se relaje. Estos medicamentos pueden darse por vía intravenosa (IV); es decir, directamente en una de sus venas. Además tal vez le adormezcan la nariz y la garganta con un espray especial para ayudar a evitar las arcadas y la tos.

  • Si le están haciendo esta prueba como paciente ambulatorio, pida que una persona adulta (amigo o familiar) lo lleve a casa.

Durante el examen

La broncoscopia toma entre 45 y 60 minutos y consta de los siguientes pasos:

  • También puede que le administren anestesia para que permanezca inconsciente o dormido durante el procedimiento.

  • El proveedor de atención médica introduce el tubo dentro de la nariz o la boca.

  • Si no le administraron anestesia, puede que esto le produzca arcadas. Para aliviar esta sensación, le pedirán que trague o que respire profundo. Aunque esté puesto el tubo, sus vías respiratorias seguirán estando abiertas, pero no podrá hablar.

  • El proveedor le examinará las vías respiratorias y tal vez tome pequeñas muestras de tejido para hacer una biopsia.

Después del examen

  • Puede que sienta molestias en la garganta, que tenga la voz ronca y que tenga algo de tos.

  • No coma ni beba nada hasta que los efectos de la anestesia hayan desaparecido.

  • Si le hicieron una biopsia, evite toser con mucha fuerza y aclararse la garganta.

  • Llame a su proveedor de atención médica si tiene alguno de los siguientes síntomas:

    • Falta de aire

    • Dolor en el pecho

    • Sangrado de la nariz o la garganta

    • Fiebre

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.