Print

Doctors and providers who treat this condition

  

¿Qué es la enfermedad pulmonar obstructiva crónica?

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) consiste en la obstrucción o bloqueo de las vías respiratorias en los pulmones. En consecuencia, la respiración requiere más esfuerzo. Es posible que usted haya empezado ya a limitar su nivel de actividad para evitar la falta de aliento. Sin tratamiento, es probable que no sea capaz de hacer tantas cosas por sí mismo y que deba depender más de la ayuda de otras personas, lo cual puede disminuir su calidad de vida.

Cuando las vías respiratorias se bloquean (bronquitis crónica o asma crónica)

Cuando ciertas células de las vías respiratorias producen una cantidad excesiva de mucosidad, el resultado puede ser la obstrucción de dichas vías. La mucosidad se acumula y estrecha las vías respiratorias. Esto significa que en los pulmones entra y sale menos aire. El revestimiento de las vías respiratorias también puede inflamarse y el músculo que las rodea puede contraerse. Estos problemas estrechan aún más las vías respiratorias.

 

Cuando las vías respiratorias se colapsan (enfisema)

Al dañarse, las vías respiratorias pierden su elasticidad, se deforman y pierden consistencia. Las vías respiratorias dañadas pueden colapsarse al expulsar el aire, de forma que una parte del aire queda atrapado en los alvéolos. Este aire atrapado dificulta aún más la respiración. Con el tiempo, los alvéolos pierden su forma de racimo, lo cual puede implicar una reducción en la cantidad de oxígeno que entra en los vasos sanguíneos.

Cuando los cilios se dañan

Fumar daña los cilios que revisten las vías respiratorias. Los cilios dañados no consiguen desplazar la mucosidad y las partículas. Algunos de los cilios resultan destruidos. Todo esto agrava aún más los problemas anteriormente descritos.

¿Cómo contraje la enfermedad pulmonar obstructiva crónica?

En la mayoría de los casos, esta enfermedad es consecuencia del hábito de fumar. El humo de los cigarrillos daña los pulmones y, con el tiempo, puede causar la EPOC. La enfermedad se diagnostica si uno o más de los siguientes problemas impide que el aire fluya normalmente por los pulmones:

  • Bronquitis crónica: ocurre cuando unos pulmones dañados producen demasiada mucosidad.

  • Enfisema: ocurre cuando las vías respiratorias dañadas de los pulmones se colapsan al expulsar el aire.

  • Asma crónica: ocurre cuando ciertas sustancias presentes en el aire producen la inflamación de las vías respiratorias de los pulmones. En algunos casos, el asma puede tratarse con medicamentos. Pero en el caso del asma crónica, las vías respiratorias están permanentemente inflamadas.

Efectos de la EPOC sobre la respiración

La EPOC le obliga a hacer más esfuerzo para respirar. El aire puede quedar atrapado en los pulmones, lo que impide que éstos se llenen completamente de aire nuevo en la siguiente inhalación. De esta forma, la respiración se hace más difícil y, con el tiempo, los pulmones pueden agrandarse, lo cual dificulta aun más su plena expansión dentro del pecho. Estos problemas pueden producir falta de aliento (disnea). También es posible que tenga sibilancias al respirar y fatiga o cansancio.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.