Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Artroscopia de rodilla

Los problemas de rodilla a menudo pueden diagnosticarse y tratarse con una técnica llamada artroscopia. Se trata de un tipo de cirugía en el que se usa un instrumento llamado artroscopio y en el que solamente se necesitan incisiones pequeñas. El procedimiento sirve para diagnosticar un problema de rodilla y, en muchos casos, también permite dar tratamiento.

Image

Image

El artroscopio

El artroscopio permite al médico observar directamente la articulación de la rodilla. El artroscopio contiene un canal para introducir y extraer líquidos, así como fibras ópticas recubiertas que emiten un haz de luz intensa sobre la articulación de la rodilla, y una cámara en su extremo que envía imágenes de la articulación. El médico observa estas imágenes en un monitor.

Preparativos para el procedimiento

  • Hágase los análisis y pruebas que le indiquen.

  • No coma ni beba nada durante 10 horas antes del procedimiento.

  • Antes de la cirugía le pondrán una sonda intravenosa en un brazo o en una mano para administrarle líquidos y medicamentos.

  • También le administrarán anestesia para que no sienta dolor durante la operación. Podrían administrarle los siguientes tipos de anestesia:

    • Anestesia general. Este medicamento le inducirá un estado parecido al del sueño profundo durante la cirugía.

    • Anestesia regional para insensibilizar el cuerpo solamente de la cintura para abajo.

    • Anestesia local para insensibilizar solamente la rodilla.

Además de la anestesia regional o local, podrían administrarle sedantes para que esté relajado y ligeramente adormecido durante la cirugía.

El procedimiento

  • Se hacen algunas incisiones pequeñas (portales) en la rodilla.

  • A continuación se introduce el artroscopio a través de uno de estos portales.

  • Para facilitar la observación y la operación en la rodilla se introduce un líquido estéril en la articulación.

  • A través del artroscopio, el médico confirma el tipo y el nivel de los daños en la rodilla. Si es posible, se da tratamiento en este momento utilizando instrumentos quirúrgicos a través de los otros portales.

  • Una vez terminada la operación, se retiran todos los instrumentos y se cierran las incisiones con suturas, grapas, adhesivo quirúrgico, tiras o cinta quirúrgica.

Riesgos y complicaciones posibles de la artroscopia

Todas las cirugías conllevan ciertos riesgos. Algunos de los riesgos de la artroscopia son:

  • Sangrado

  • Infección

  • Formación de coágulos de sangre

  • Hinchazón y rigidez en la rodilla

  • Continuación de los problemas de rodilla

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.