Print

Doctors and providers who treat this condition

  

El baño de su recién nacido

Hasta que el cordón umbilical de su recién nacido se caiga, los baños de esponja son la mejor manera de bañar a su bebé. Primero, reúna los suministros necesarios, incluidos los pañales y la ropa. Esto podría incluir un jabón suave para bebés, dos paños, dos toallas, pañales, ropa, una manta y una loción hipoalergénica (si lo desea). Bañe a su bebé recién nacido cada dos o tres días, siguiendo como guía los pasos que se describen más abajo. Puede lavarle la zona de la cola donde le coloca el pañal con más frecuencia para mantener al bebé limpio.

IMPORTANTE: NUNCA DEJE A SU BEBÉ SOLO CERCA DEL AGUA. ¡NI SIQUIERA POR UNOS SEGUNDOS! Si debe salir del cuarto donde está bañando al bebé, siempre llévese consigo al bebé.

Bebé nacido al que están bañando.

1. Para lavar la cara del bebé

  • Use agua tibia y un paño suave y limpio, o un trozo de algodón. No use jabón.

  • Limpie los ojos con mucho cuidado. Para evitar infecciones, use un algodón limpio o una parte limpia del paño para cada ojo. Limpie empezando por la esquina interna del ojo hacia afuera.

  • Limpie detrás de las orejas y debajo del mentón.

2. Para bañar el cuerpo y los brazos y piernas

  • Ponga una pequeña cantidad de jabón suave, sin perfume, en un paño limpio y mojado.

  • Limpie con el paño entre los pliegues de la piel.

  • Estire los dedos del bebé y límpiele las palmas. Limpie debajo de los brazos y detrás de las rodillas.

  • Trate de no mojar el cordón umbilical. Si se moja, séquelo. Pregunte al proveedor de atención médica acerca de limpiar el cordón con alcohol medicinal. 

3. Para limpiar la colita del bebé

  • Lávele la colita después del resto del cuerpo.

  • Si es una niña, solamente lave de adelante hacia atrás.

  • Si es un varón y no está circuncidado, nunca retire hacia atrás la piel del pene (el prepucio).

4. Para el cuidado del cuero cabelludo

  • Con suavidad, acomode el cabello de su bebé con un peine o con los dedos todos los días.

  • Lave la cabeza del bebé una o dos veces por semana, con un champú suave que no haga arder los ojos. Así podrá evitar las escamas del cuero cabelludo (una erupción de la piel similar a la caspa, que es muy común en los bebés). Puede envolver a su bebé en una toalla tibia y luego lavarle el cuero cabelludo y el cabello.

  • Los recién nacidos muy rara vez necesitan lociones o polvos. Si usted desea usarlos, elija productos hipoalergénicos. Si elige usar polvo, aplíquelo en sus manos y luego páselo sobre la piel de su bebé. Si el bebé aspira el polvo, esto puede provocarle problemas en los pulmones.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.