Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Cirugía de esterilización tubárica

La esterilización tubárica es uno de los métodos anticonceptivos más eficaces. En esta cirugía se bloquean las trompas uterinas para que los óvulos no puedan ser fertilizados por los espermatozoides, con lo cual se impide el embarazo. La cirugía puede hacerse como procedimiento ambulatorio (paciente externo) o después de un parto.

 

Antes de tomar su decisión

Después de una esterilización tubárica, lo más probable es que nunca pueda volver a quedarse embarazada; por lo tanto, debe estar segura de que esto es lo que realmente desea. Hable de este tema con su proveedor de atención médica y con su pareja. La cirugía para anular la esterilización tubárica es complicada y costosa, y no siempre tiene éxito. Por lo tanto, debe considerar este procedimiento como una opción anticonceptiva para el resto de su vida.

El bloqueo de las trompas uterinas

El médico decidirá el mejor método para cerrar las trompas. Las trompas pueden bloquearse mediante la aplicación de calor (cauterización), con un clip o con un anillo; o bien mediante corte y ligadura.

El procedimiento

Su médico le explicará cuáles son sus opciones respecto al tipo de procedimiento para la operación. La esterilización quirúrgica puede realizarse de dos maneras.

Image

 

Image

Laparoscopia  

Con este tipo de cirugía no será necesario que permanezca en el hospital después de la operación. Se utiliza un tubo delgado, llamado laparoscopio, provisto de una cámara y una luz en su extremo. El médico hace 2 a 4 incisiones pequeñas en el abdomen. A continuación se introduce el laparoscopio a través de una de estas incisiones. El laparoscopio envía imágenes de las trompas uterinas a una pantalla de video. Por las otras incisiones se introducen instrumentos quirúrgicos especiales. El médico bloquea las trompas guiándose por las imágenes en la pantalla. Por último, se retiran todos los instrumentos y se cierran las incisiones con suturas o grapas.

 

Minilaparotomía

Esta cirugía suele hacerse inmediatamente después de un parto. Se hace una pequeña incisión cerca del ombligo o sobre la línea del vello púbico. El médico opera a través de esta incisión para bloquear las trompas. A continuación, la incisión se cierra con suturas o grapas. Después de un parto por cesárea, la esterilización tubárica puede hacerse a través de la incisión existente.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.