Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Diabetes: Tratamiento de infecciones leves en los pies

La diabetes dificulta la cicatrización de las heridas. Incluso problemas leves, como una ampolla, pueden transformarse en infecciones; si no reciben tratamiento, estas infecciones pueden extenderse y dañar los tejidos cercanos. En estos casos se requiere tratamiento administrado durante una hospitalización. Las infecciones graves pueden requerir una amputación. Un tratamiento oportuno administrado por su médico puede ayudar a eliminar las infecciones y restablecer su salud.

Hombre sentado en una mesa de examen con un proveedor de atención médica que le examina el pie.

Obtenga tratamiento

Si su médico encuentra una infección menor, le indicará un programa de tratamiento.  El objetivo es que se cicatrice la zona infectada y evitar que la infección se propague.

  • Su proveedor de atención médica le examinará y limpiará la zona infectada.

  • Es posible que le den antibióticos para combatir la infección. Tome los antibióticos siguiendo las instrucciones impresas en el frasco. Tome todos los medicamentos tal como le hayan indicado, incluso aunque la herida comience a verse mejor. Si no lo hace, su infección no desaparecerá y puede propagarse.

  • Le podrían pedir que mantenga seca la zona infectada.

  • En ciertos casos podrían indicarle que mantenga los pies elevados o que camine solo lo necesario.

  • Siga las instrucciones que le den sobre el cambio de los apósitos o la inmersión del pie en agua.

Visitas de control

Incluso con antibióticos y otros tratamientos, una infección en el pie puede tomar largo tiempo en sanar. Para lograr los mejores resultados, asegúrese de asistir a todas sus citas de control. Esto ayuda a garantizar que se complete debidamente el tratamiento. También permite que su proveedor de atención médica se asegure de que usted está recuperándose bien.

 

Cuándo debe llamar al médico

En las personas con diabetes, los problemas de los pies pueden convertirse fácilmente en infecciones. Consulte a su médico si en cualquier momento usted tiene alguno de los siguiente síntomas:

  • Una infección, lesión o magulladura en el pie que no sana en uno o dos días

  • Callos, durezas o juanetes en los pies

  • Una uña encarnada en uno de los dedos del pie

  • Picazón o grietas en la piel entre los dedos del pie

  • Frío constante en los pies

  • Dolor o calambres en las piernas o los pies al caminar

  • Cambios en el color de la piel

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.