Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Cómo manejar la diabetes tipo 2

La diabetes tipo 2 es una enfermedad a largo plazo (crónica). Manejar su diabetes significa hacer algunos cambios que pueden ser difíciles. Su proveedor de atención médica, enfermero, educador en salud y otros pueden ayudarle.

Manejar la diabetes tipo 2 implica balancear sus medicamentos con dieta y actividad. Manejar su diabetes también puede incluir revisar su nivel de azúcar en la sangre y trabajar con su proveedor de atención médica para prevenir complicaciones.

Tome sus medicamentos como se los receten

Hombre usando una lanceta en su dedo. Sobre la mesa se ven un glucómetro y tiras de prueba.

Es posible que tome pastillas (medicamentos orales) o que se ponga inyecciones (por lo general inyecciones de insulina) para tratar la diabetes. O también es posible que use ambos. Tomar sus medicamentos o ponerse la insulina en el momento adecuado le ayudará a mantener el azúcar en la sangre bajo control. Piense en maneras que le ayuden a recordar tomar sus medicamentos de la manera correcta todos los días. Pídale ideas a su proveedor de atención médica, enfermero o educador en diabetes. 

Aunque solo tome pastillas para tratar su diabetes, esto puede cambiar. Con el tiempo, la mayoría de las personas con diabetes tipo 2 también usan insulina.

Aliméntese saludablemente

Una dieta saludable y bien planeada le ayuda a controlar la cantidad de azúcar en su sangre. También le ayuda a mantener un peso saludable o a perder peso, en caso de que necesite adelgazar. El sobrepeso hace que sea más difícil controlar la diabetes.

Su proveedor de atención médica, enfermero, nutricionista o educador en diabetes le ayudará a crear un plan que le funcione. Usted no tiene que dejar todas las comidas que le gusten. Consumir comidas y bocadillos con vegetales, frutas, carnes magras u otras proteínas saludables, granos enteros y productos lácteos sin grasa o bajos en grasa le ayudará a controlar el azúcar en la sangre.

Manténgase físicamente activo

Mantenerse físicamente activo le ayuda a bajar el nivel de azúcar en la sangre, ayudando a utilizar la insulina para que su cuerpo la convierta en energía. La actividad también le ayuda a manejar su peso:

Pídale a su proveedor de atención médica que le ayude a crear un programa de actividad que sea adecuado para usted. Su programa de actividad estará basado en su edad, estado general de salud y los tipos de actividades que usted disfruta. Debe empezar lentamente, pero tratar de llegar a hacer 30 minutos de ejercicio o actividad la mayoría de los días.

Revise su nivel de azúcar en la sangre

Revisar su nivel azúcar en la sangre puede ser una parte regular de su cuidado. O quizás solo deba revisársela de vez en cuando. Su proveedor de atención médica le dará instrucciones sobre cómo revisarse en casa su nivel de azúcar en la sangre para ver si está dentro de los límites ideales. Tener los niveles de azúcar en la sangre dentro de los límites ideales significa que usted está manejando bien su diabetes.

Si este nivel es muy alto o muy bajo, su proveedor de atención médica puede sugerirle cambios en su dieta o actividad. También es probable que ajusten sus medicamentos.

Su proveedor de atención médica también puede pedirle que revise su nivel de azúcar en la sangre con mayor frecuencia cuando esté enfermo. En ciertas oportunidades, por ejemplo cuando tenga gripe o un resfriado, es probable que deba revisarlo más seguido.

Cuídese

Si tiene diabetes, tiene más probabilidades de desarrollar otros problemas de salud. Por ejemplo, problema de los riñones, los pies, los ojos y el corazón. Controlando su nivel de azúcar en la sangre y cuidándose adecuadamente, usted puede prevenir estos problemas. Su proveedor de atención médica, enfermero, educador en diabetes y otros, pueden ayudarle:

  • Chequeos. Usted debe hacerse chequeos regulares con su proveedor de atención médica. En estas visitas le harán un examen físico que incluye un examen de los pies. También medirán su presión arterial y su peso.

  • Otros exámenes. Cada año deberá hacerse también un examen completo de los ojos, los pies y los dientes.

  • Pruebas de laboratorio. Le harán un análisis de sangre y uno de orina.

    • Por lo menos dos veces al año, su proveedor de atención médica revisará su hemoglobina A1C. Este análisis de sangre muestra qué tan bien está controlando su nivel de azúcar en la sangre en un período de 2 a 3 meses. Estos resultados ayudarán a manejar su diabetes.

    • También le harán otras pruebas de laboratorio, por ejemplo para detectar si hay problemas en el hígado y los riñones, o si el colesterol está a un nivel anormal.

    • Fumar. Si usted fuma, deberá dejar de hacerlo. Fumar aumenta la probabilidad de que usted desarrolle problemas de la diabetes. Pídale a su proveedor de atención médica que le indique ayudas para dejar de fumar.

    • Vacunas. Hágase poner anualmente la vacuna contra la gripe. Además, pregúntele a su proveedor de atención médica sobre otras vacunas para prevenir la neumonía, la culebrilla y la hepatitis B.

Estrés y depresión

La mayoría de las personas tienen retos a lo largo de sus vidas. Vivir con diabetes, u otra enfermedad seria, puede aumentar su estrés y provocarle una serie de emociones. Con diabetes, sentirse estresado o deprimido puede de hecho afectar su nivel de azúcar en la sangre.

Si está teniendo problemas lidiando con la diabetes, dígaselo a su proveedor de atención médica para que lo remitan a otro tipo de proveedores de atención médica o a otros programas.

Apoyo y recursos

Sepa dónde puede obtener ayuda. Trate de probar lo siguiente:

  • Apoyo. Pídales a sus familiares y amigos que apoyen sus esfuerzos por cuidarse usted mismo. O busque un grupo de apoyo localmente o en internet. (Revise el enlace de “Check with Others” en www.diabetes.org)

  • Asesoría psicológica.  Hable con un trabajador social, psicólogo, psiquiatra u otro consejero.

  • Información. Contacte a la American Diabetes Association en el 800-342-2383 o en www.diabetes.org 

 

Discrimination is Against the Law. We comply with applicable Federal civil rights laws. We do not discriminate against, exclude or treat people differently because of race, color, national origin, age, disability or sex.
 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2017 Fairview Health Services. All rights reserved.