Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Haga ejercicio para tener un corazón más sano

Usted podría estar preguntándose qué debe hacer para mejorar la salud de su corazón. Si piensa en hacer ejercicio va por buen camino. No necesita volverse un atleta, pero sí hacer una cierta cantidad de ejercicio rápido y con energía para ayudar a fortalecer el corazón. Si le han diagnosticado una enfermedad del corazón, su médico le puede recomendar ejercicios para ayudar a estabilizar su enfermedad. Para que el ejercicio se convierta en un hábito, escoja actividades que sean seguras y que le diviertan.

 

Consulte con su proveedor de atención médica antes de comenzar un programa de ejercicios.

¿Por qué hacer ejercicio?

Hacer ejercicio en forma regular le ofrece muchos beneficios para la salud, tales como los siguientes:

  • Mejorar los niveles de colesterol en la sangre, lo que ayuda a evitar aún más los problemas del corazón.

  • Bajar la presión arterial lo que ayuda a evitar los ataques al cerebro y al corazón.

  • Controlar la diabetes o disminuir el riesgo de desarrollar la enfermedad.

  • Mejorar el funcionamiento del corazón y los pulmones.

  • Alcanzar y mantener un peso saludable.

  • Formar músculos más fuertes y flexibles para mejorar su actividad.

  • Prevenir caídas y fracturas al retardar la pérdida de masa de los huesos (osteoporosis).

  • Manejar mejor el estrés.

Sugerencias para hacer ejercicio

Acostúmbrese al ejercicio poco a poco: Al principio póngase metas fáciles, luego vaya aumentándolas.

Haga ejercicio la mayoría de los días de la semana: Trate de hacer actividad física de nivel moderado a intenso por un total de 150 minutos o más a la semana. Intente hacer 40 minutos, tres a cuatro veces a la semana. Para lograr los mejores resultados, la actividad debe durar un promedio de 40 minutos. Ejemplos de actividad física de intensidad moderada son caminar una milla en 15 minutos, o trabajar en el jardín de 30 a 45 minutos.

Aumente el nivel de actividad diaria: Junto con su programa de ejercicios, trate de tener una mayor actividad durante el día. Camine en vez de ir en automóvil. Haga más trabajos en la casa o en el jardín.

Escoja una o más actividades que le gusten: Caminar es una de las cosas más fáciles de hacer. También puede tratar de nadar, montar en bicicleta o tomar una clase de gimnasia.

Deje de hacer el ejercicio y llame a su médico si:

  • Tiene dolor en el pecho o siente mareo.

  • Siente ardor, opresión, o pesadez en el pecho, el cuello, los hombros, la espalda o los brazos.

  • Siente una gran falta de aire.

  • Le aumenta el dolor en los músculos o en las articulaciones.

  • Tiene palpitaciones o latidos cardíacos irregulares.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.