Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Molusco Contagioso (Niños) [Molluscum Contagiosum (Child)]

La erupción que su hijo tiene en la piel se debe a una infección viral común, llamada molusco contagioso, que produce unas protuberancias o bultos (llamados pápulas) de color blanquecino en la piel. Estos bultos pueden a veces causar comezón, pero no causan dolor. Pueden extenderse o formar líneas cuando se rascan, y afectar prácticamente cualquier zona de la piel. Las zonas más frecuentemente afectadas son la cara, el cuello, las axilas, los brazos, las manos y los genitales.

El molusco contagioso se propaga fácilmente de una parte del cuerpo a otra, bien sea al rascarse o mediante cualquier otro tipo de contacto. También se puede transmitir directamente de una persona a otra. Esto suele ocurrir al compartir ropa, toallas u otros objetos como juguetes. También puede contagiarse en los deportes de contacto.

Esta erupción no es peligrosa y no suele necesitar tratamiento.  Ya que se trata de un virus, los antibióticos no son útiles como tratamiento. La infección suele desaparecer por sí sola en un período de 6 a 18 meses. La infección puede persistir en las personas que tienen una función inmunitaria disminuida (por ejemplo, personas con diabetes, cáncer o VIH).

Si los bultos resultan molestos o se ven muy feos, es posible hacer un tratamiento para quitarlos. El tratamiento puede consistir en raspado, congelación o drenaje.

Cuidados En La Casa

Medicamentos: El médico puede recetarle pastillas o una crema para ayudar a curar los bultos o las lesiones. Siga todas las instrucciones del médico al darle los medicamentos a su hijo.  

Cuidados Generales:

  • Dígale al niño que no se rasque los bultos, ya que esto extenderá la infección. Cubra la piel afectada con un vendaje para protegerla y evitar que el niño se rasque.

  • Lávese las manos antes y después de tocar la zona afectada de la piel del niño.

  • No permita que el niño comparta toallas, paños para lavarse o ropa con ninguna persona.

  • No bañe al niño con otros niños.

  • No permita que el niño se bañe en piscinas públicas hasta que se le haya curado la erupción.

  • Si el niño participa en deportes de contacto, asegúrese de que tenga siempre bien cubierta la zona afectada con ropa o vendajes.

Haga una VISITA DE CONTROL según le indique el médico o el personal del centro. 

Obtenga Atención Médica Inmediata

en cualquiera de los siguientes casos:

  • Fiebre de 100.4°F (38°C) o superior

  • Señales de infección en los bultos (calor, dolor, supuración o enrojecimiento)

  • La erupción aparece en otra zona del cuerpo, o se está extendiendo rápidamente 

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.