Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Tiña de la piel (niño)

La tiña (“ringworm”) es una infección de la piel causada por un hongo, no por un gusano (“worm”). Esta afección es contagiosa. Puede pasarse por contacto con personas o animales infectados con el hongo. También puede trasmitirse por contacto con un objeto que haya sido contaminado por una persona o animal infectado.

Una infección por tiña causa un salpullido de manchas rojas en forma de anillo. Estas pueden ser pequeñas o tener un par de pulgadas de ancho. El anillo generalmente es liso en el centro con un borde rojo y escamoso. La zona afectada se presenta seca, escamosa y da comezón. También es posible que aparezcan ampollas, que pueden despedir un líquido claro o turbio (pus).

En la mayoría de los casos, la tiña se trata con una crema antimicótica (contra hongos). Puede pasar una semana hasta que la infección comience a irse con el tratamiento. Para sanar completamente, puede tardar algunas semanas. Una vez que la infección desaparece, pueden quedar cicatrices.

Cuidados en la casa

El proveedor de atención médica de su hijo puede recetarle una crema para eliminar el hongo. O tal vez le indiquen comprar una crema en la farmacia, ya que algunas se pueden conseguir sin receta. En casos de mayor gravedad, es posible que el médico recete medicamentos antimicóticos orales (tomados por boca). También es posible que le recomienden usar un medicamento para aliviar la comezón. Siga todas las instrucciones para darle cualquier medicamento a su hijo.

Cuidados generales

  • Si a su hijo le recetaron una crema, aplíquela exactamente como le indicaron. Evite el contacto directo con las zonas donde está el salpullido. Lave bien sus manos con agua tibia y jabón antes y después de aplicarle la crema a su hijo. Esto es necesario para prevenir el contagio del hongo.

  • Esté atento a que su hijo no se rasque la zona afectada, porque hacerlo puede retrasar la curación y extender la infección. También puede causarle una infección por bacterias. Es posible que tenga que colocarle a su hijo guantes tipo mitón para que no se rasque. Mantenga las uñas de su hijo bien cortas.

  • Si su hijo tiene ampollas, aplíquele una compresa limpia empapada en agua de Burow (“Burow’s solution”), que es una solución de acetato de aluminio. Puede comprarla en las tiendas sin receta.

  • Lave todo elemento (ropa, mantas, ropa de cama o juguetes) que pueda haber tenido contacto con la infección.

  • Aplique compresas húmedas sobre las zonas con salpullido para ayudar a aliviar la comezón.

  • Revise la piel de su hijo todos los días para detectar las señales que se indican más abajo.

Nota especial para los padres

La tiña de la piel es muy contagiosa. Mantenga a su hijo alejado del contacto directo con otras personas y no lo envíe a la guardería ni a la escuela durante, al menos, los dos primeros días de tratamiento. Lave bien sus manos con agua tibia y jabón antes y después de atender a su hijo. Esto es necesario para prevenir que aumente la zona infectada.

Visita de control

Asista a las visitas de seguimiento con el proveedor de atención médica de su hijo.

¿Cuándo debe buscar atención médica?

Llame enseguida al proveedor de atención médica de su hijo si el niño presenta cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Tiene fiebre de 101.4 °F (38.5 °C) o más alta que no baja con medicamento.

  • Un niño de dos años o mayor tiene fiebre durante más de tres días.

  • Un niño de cualquier edad y tiene varias veces fiebre de 104 °F (40 °C) o más.

  • El salpullido no mejora después de 10 días de tratamiento.

  • El salpullido se extiende a otras partes del cuerpo.

  • Tiene enrojecimiento o inflamación que empeoran.

  • El niño está irritable o llora y no logra consolarlo.

  • Sale un líquido maloliente de la piel.

 

Discrimination is Against the Law. We comply with applicable Federal civil rights laws. We do not discriminate against, exclude or treat people differently because of race, color, national origin, age, disability or sex.
 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2017 Fairview Health Services. All rights reserved.