Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Sangrado del cordón umbilical (Neonatos) [Umbilical Cord Bleeding (Newborn)]

El cordón umbilical es el tubo que conecta al bebé con la madre. Después del nacimiento el cordón ya no se necesita, de manera que se corta y se le pone una pinza, lo que deja un pequeño muñón.

En la mayoría de los casos el cordón umbilical se cae y se seca por sí solo en unas pocas semanas. Algunas veces, el cordón puede sangrar a medida que se separa del ombligo. También puede sangrar ligeramente si se roza con el pañal.

Cuidados en el hogar

Tratamiento del sangrado

Para tratar el sangrado del cordón umbilical, coloque un apósito de gaza esterilizada contra el cordón presionando suavemente como le haya indicado el proveedor de atención médica. Esto por lo general para el sangrado. Si el sangrado no para después de aplicar presión, llame al proveedor de atención médica del bebé o busque tratamiento de inmediato.

Cuidados generales

  • Lávese bien las manos antes y después de dar atención al muñón umbilical para prevenir la infección.

  • Siga las instrucciones del médico para limpiar el ombligo y la zona alrededor del mismo. Utilice una toallita o algodón limpio y humedecido. Levante suavemente el muñón para limpiar el ombligo. Limpie toda la sangre seca y limpie una zona de una pulgada alrededor de la base. Evite que se moje el muñón. Limpie la zona dando golpecitos suaves con una toallita limpia y deje que se seque al aire.

  • Doble el pañal para que quede por debajo del ombligo hasta que se haya caído el cordón y la zona donde estaba adherido el cordón esté seca y sana. Esto ayuda a prevenir la contaminación con orina y excrementos. De ser necesario, corte una muesca en la parte frontal del pañal para darle espacio al ombligo.

  • No ponga al bebé en una bañera hasta que se le haya caído el cordón, sino que límpielo con una esponja o una toallita húmeda.

  • Observe si el niño muestra señales de infección (lea la sección “Cuándo buscar consejo médico”).

Cuidados de seguimiento

Haga un seguimiento con su proveedor de atención médica o como le indiquen.

Cuándo buscar consejo médico

Llame al proveedor de atención médica del bebé si algo de lo siguiente ocurre:

  • El niño tiene sangrado que no cesa al aplicar presión directa como le indicó el proveedor.

  • El niño tiene sangrado mayor que el tamaño de una moneda de 25 centavos.

  • El niño tiene fiebre de 100.4°F (38°C) o más alta, o como le indique su proveedor de atención médica. (Busque atención médica de inmediato, ya que la fiebre en un bebé tan joven puede ser señal de una infección seria.)

  • El niño tiene señales de infección alrededor del cordón, como enrojecimiento, hinchazón o supuración maloliente.

  • El niño llora o parece tener dolor cuando se le toca la zona alrededor del ombligo.

  • El niño desarrolla un salpullido, granos o ampollas alrededor de ombligo.

  • No se le cae el cordón dentro del tiempo que le dijo el proveedor.

  • El niño parece estar enfermo o tiene otros síntomas que le preocupen.

 

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.