Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Obstrucción De La Trompa De Eustaquio (Niños) [Eustachian Tube Obstruction, Child]

La trompa de Eustaquio es un conducto ubicado detrás del tímpano que conecta el oído medio con la parte posterior de la garganta. Este conducto suele estar cerrado, pero se abre al bostezar y al tragar. Esto ayuda a equilibrar la presión en el oído medio. Este conducto también sirve para drenar la mucosidad producida en el oído medio. El bloqueo de este conducto se conoce como obstrucción de la trompa de Eustaquio.

La obstrucción de la trompa de Eustaquio produce presión, dolor y pérdida de audición. Los sonidos pueden llegar amortiguados, y es posible que el oído dé la sensación de estar lleno. El niño puede oír un zumbido o pitido. En algunos casos, la obstrucción puede dar lugar a una infección en el oído.

La obstrucción suele resolverse por sí sola sin tratamiento. Es posible que le receten descongestionantes, sprays nasales o tratamientos antialérgicos para reducir la hinchazón en el conducto. Una infección de oídos puede tratarse con antibióticos. La obstrucción de las trompas de Eustaquio suele ser un problema de corta duración.

Cuidados En La Casa:

Medicamentos: El médico podría recetarle medicamentos para reducir la acumulación de líquido y la inflamación o para tratar la infección del oído. Siga las instrucciones del médico al darle estos medicamentos a su hijo.

Prevención:

  1. Mantenga seco el conducto auditivo del niño. Dígale al niño que use tapones para los oídos al bañarse o al jugar en una piscina.

  2. Si su hijo es propenso al bloqueo de las trompas de Eustaquio, enséñele a tragar o bostezar para abrir los conductos y equilibrar la presión.

  3. Los viajes en avión causan presión en las trompas de Eustaquio, lo cual puede producir dolor en los niños. Dígale al niño que bostece o trague saliva para reducir la presión, especialmente durante el despegue y el aterrizaje.

Haga una VISITA DE CONTROL según le indique el médico o el personal del centro.

Obtenga Atención Médica Inmediata

en cualquiera de los siguientes casos:

  • Fiebre superior a 100.4°F (38°C)

  • Pérdida de audición o dificultad para oír

  • Síntomas que duran más de algunas semanas

  • Señales de infección, como un aumento del enrojecimiento o de la hinchazón, aumento del dolor o supuración maloliente del oído

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.