Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Impactación fecal (niño)

Las heces normales son blandas y fáciles de evacuar. Sin embargo, en ocasiones se vuelven firmes o duras, y resulta difícil evacuarlas. Es posible que se evacuen con menos frecuencia. A esto se le llama estreñimiento y es común en los niños.

Si un niño está estreñido, las heces se pueden endurecer en el recto. Entonces las heces nuevas continuarán formándose en el colon, pero no podrán evacuarse por el bloqueo. Esto se conoce como impactación fecal y puede causar síntomas como:

  • Incapacidad de evacuar las heces

  • Evacuar solamente heces del tamaño de un chícharo

  • Diarrea acuosa descontrolada (si los intestinos no están completamente bloqueados)

  • Hinchazón y dolor abdominal

  • Negativa a comer

  • Problemas de retención de la orina

  • Evacuaciones dolorosas

  • Posturas o comportamientos que demuestran incomodidad

  • Heces en la ropa interior del niño

  • Hinchazón

  • Vómitos

  • Evacuaciones dolorosas

  • Comezón, hinchazón, sangrado o dolor alrededor del ano

La impactación fecal derivada del estreñimiento puede tener muchas causas, por ejemplo:

  • Seguir una dieta con poca fibra

  • Comer demasiados productos lácteos o alimentos procesados

  • No beber suficientes líquidos

  • Falta de ejercicio o de actividad física

  • Estrés o cambios de rutina

  • Uso frecuente o incorrecto de laxantes

  • Dejar pasar el momento en que se siente la necesidad de evacuar los intestinos o demorarlo

  • Medicamentos tales como ciertos analgésicos (contra el dolor) recetados, hierro, antiácidos, ciertos antidepresivos y los suplementos de calcio

  • Deshidratación por vómitos o diarrea

  • Una enfermedad

La impactación fecal también puede presentarse porque un niño está reteniendo las heces a propósito. Esto puede ser una manifestación de miedo a sentir dolor al evacuar sus heces. Algunos niños retienen las heces para evitar usar los baños públicos o escolares.

Cuidados en la casa

El proveedor de atención médica de su hijo podría recetarle un ablandador de heces. Esto le ayudará a su hijo a evacuarlas. En algunos casos, se pueden recomendar otros métodos para ablandar las heces duras. Pueden incluir el uso de un supositorio de glicerina o laxantes. Probablemente usted tenga que usar un enema o hacer una irrigación para ablandar las heces duras, que luego se quitarán. Siga las instrucciones sobre cómo y cuándo usar estos productos.

Cambios de alimentos, bebidas y hábitos

Usted puede ayudar a tratar y prevenir el estreñimiento de su hijo haciendo algunos cambios simples en la dieta y los hábitos.

Haga cambios en la dieta de su hijo, por ejemplo:

  • Reemplace la leche de vaca por una leche no láctea o por fórmula a base de soya o arroz.

  • Aumente la cantidad de fibra de la dieta de su hijo. Puede hacerlo sumando frutas, verduras, cereales y granos.

  • Asegúrese de que su hijo coma menos carne y menos alimentos procesados.

  • Asegúrese de que su hijo beba más agua.

  • Sea paciente y vaya haciendo los cambios con el tiempo. La mayoría de los niños son quisquillosos con la comida.

Ayude a su hijo a desarrollar buenos hábitos para ir al baño. Haga lo siguiente:

  • Enseñe a su hijo a no esperar para evacuar sus heces.

  • Haga que se siente en el inodoro durante 10 minutos corridos cada vez. Esto ayuda a crear una rutina.

  • Consígale a su hijo un asiento de inodoro cómodo y un banquito para los pies.

  • Hable en la escuela de su hijo. Pregunte si le permiten usar el baño con regularidad. Si su hijo no puede usar un baño público, pregunte si la escuela puede permitirle usar un baño privado, si está disponible.

Visita de control

Asista a las visitas de seguimiento con el proveedor de atención médica de su hijo. Si se realizaron radiografías, recibirá los resultados de su hijo.

Nota especial para los padres

Aprenda cómo es el patrón normal de evacuaciones de su hijo. Observe el color, la forma y la frecuencia de las heces.

Llame al 911

Llame al 911 si su hijo presenta cualquiera de estos síntomas:

  • Abdomen firme que duele mucho al tocarlo

  • Tiene dificultades para respirar

  • Confusión

  • Pérdida del conocimiento (desmayo)

  • Ritmo cardíaco acelerado

¿Cuándo debe buscar atención médica?

Llame enseguida al proveedor de atención médica de su hijo si el niño presenta cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Tiene dolor o hinchazón abdominal que empeora.

  • El niño está irritable o llora y no logra consolarlo.

  • Se niega a comer o beber.

  • Sangre en las heces

  • Estreñimiento que no mejora

  • Pérdida de peso

  • Vómitos

  • Tiene fiebre de 101.4 °F (38.5 °C) o más alta que no baja con medicamento.

  • Un niño de dos años o mayor tiene fiebre durante más de tres días.

  • Un niño de cualquier edad tiene varias veces fiebre de 104 °F (40 °C) o más.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.