Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Cuerpo extraño en el esófago (bebé/niño pequeño)

Es común que los bebés y los niños pequeños se metan cosas en la boca, pero, accidentalmente, pueden también tragarlas. Si su hijo se tragó un objeto, puede quedar atascado en el esófago (a eso se le dice “cuerpo extraño esofágico”). Esto suele suceder con los niños de entre seis meses y cuatro años de edad.

Un objeto que queda atrapado en el esófago puede causar problemas para tragar. Puede que su hijo babee, vomite o se niegue a comer. Es posible que se queje de que siente dolor o presión en el pecho. El niño puede tener síntomas generales, como babear, pero no parecerá estar sufriendo. Si no se extrae el objeto, puede que el niño desarrolle fiebre. Los objetos que los niños más comúnmente tragan son monedas, piezas de los juguetes, pilas y alfileres. En el caso de los alimentos, pueden ser caramelos, uvas, palomitas de maíz y uvas pasas, que también pueden quedar atascados en el esófago y provocar ahogos.

Por lo general, el proveedor de atención médica introducirá un tubo largo y delgado, con una pequeña cámara en el extremo, dentro de la garganta del niño. Así, podrá ver el objeto y extraerlo. En algunos casos raros, se necesita cirugía para quitar el objeto. Una vez sacado el objeto, su hijo ya no necesitará más tratamiento.

Cuidados en la casa

Si el objeto causó algún daño en el esófago de su hijo, le indicarán cómo cuidar de su hijo para que se recupere bien. Siga estas instrucciones atentamente.

Prevención

  • Vigile a su hijo durante la comida. Los niños deberían sentarse para comer. Córtele los alimentos en trozos pequeños. Aliente a su hijo a masticar bien la comida antes de tragar.

  • Si su hijo tiene menos de cuatro años, no le dé nueces, palomitas de maíz, uvas ni ningún otro alimento que pudiera tragar entero.

  • No le dé juguetes con piezas pequeñas que puedan salirse a un bebé o un niño pequeño. Revise los juguetes a menudo para ver si tienen piezas sueltas o rotas. Los juguetes seguros son aquellos que, por su tamaño, no caben dentro de un tubo de papel higiénico.

  • Revise regularmente todas las habitaciones de la casa para ver si hay objetos pequeños, tales como botones, monedas y piezas de juguetes.

  • Los niños aprenden mirando. Evite colocarse palillos de dientes, alfileres de pañales o cualquier objeto afilado entre los labios o en la boca.

Visita de control

Programe una visita de control con el proveedor de atención médica de su hijo o según se le haya indicado.

¿Cuándo debe buscar atención médica?

Llame a su proveedor de atención médica de inmediato si:

  • Su hijo tiene tres meses de edad o menos y tiene una temperatura de 100.4ºF (38ºC) o más. Es posible que a su hijo deba verlo un proveedor de atención médica.

  • Su hijo, de cualquier edad, tiene temperaturas superiores a 104ºF (40ºC) una y otra vez.

También llame inmediatamente al proveedor de atención médica de su hijo si se presenta cualquiera de las siguientes situaciones:

  • Los síntomas regresan.

  • Dolor en el abdomen.

  • Distensión del abdomen (está hinchado).

  • Estreñimiento.

  • Vómito.

  • Heces con sangre. 

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.