Eritema Multiforme (Niños) - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Eritema Multiforme (Niños) [Erythema Multiforme, Child]

El eritema multiforme es una erupción cutánea causada por una reacción de hipersensibilidad. Normalmente, la causa de la reacción es la sensibilidad a un virus, un medicamento, vacuna o alimentos.

Al principio, la piel puede estar cubierta por bultos redondos y rojos, ampollas llenas de líquido o granos. La mayoría de las lesiones evoluciona hasta convertirse en círculos redondos de tamaño variable, con un centro oscuro del tamaño de una cabeza de alfiler. Toda la zona puede verse rodeada de un anillo blancuzco. Las lesiones pueden causar dolor, escozor o comezón, y suelen ocurrir en los antebrazos, las piernas y el dorso de las manos y de los pies.

El tratamiento consiste en encontrar y eliminar (o tratar) la causa subyacente. Si se sospecha que la reacción está siendo causada por un medicamento, le indicarán que deje de dárselo al niño. Las lesiones suelen desaparecer al cabo de 6 semanas, pero pueden durar más en los casos más graves. En algunos casos el problema reaparece. Mientras se curan las lesiones, es posible que le receten antiinflamatorios, medicamentos para el dolor, antihistamínicos o antivirales. Si las lesiones se infectan, podrían recetarle un antibiótico.

Cuidados En La Casa:

Medicamentos: El médico podría recetarle medicamentos para la hinchazón, el dolor y la comezón. Siga las instrucciones del médico al darle estos medicamentos a su hijo.

Cuidados Generales:

  1. Deje que el niño descanse tanto como necesite.

  2. Limpie las lesiones tal como le recomiende el médico.

  3. Los baños coloidales con avena o la aplicación de compresas húmedas y limpias pueden ayudar a aliviar las molestias del niño. Las lociones no perfumadas también pueden ser útiles.

  4. Lávese cuidadosamente las manos con agua caliente y jabón antes y después de atender al niño para prevenir la infección de las lesiones.

  5. Anime al niño a beber abundante líquido y a comer alimentos sanos. Si el niño se niega a comer o a beber, llame al médico.

Haga una VISITA DE CONTROL según le indique el médico o el personal del centro.

Nota Especial Para Los Padres:

Estas lesiones no son peligrosas y el niño no es contagioso. Tranquilice a los miembros de la familia, amigos y cuidadores explicándoles que el contacto con el niño no entraña peligro de contagio.

Obtenga Atención Médica Inmediata

en cualquiera de los siguientes casos:

  • Fiebre superior a 100.4°F (38°C)

  • Las lesiones continúan después de 6 semanas

  • Vómito o diarrea

  • Señales de infección, como un aumento del enrojecimiento o de la hinchazón, aumento del dolor o supuración maloliente de las lesiones

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.