Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Eritema multiforme (niño)

Es una reacción de hipersensibilidad que trae como consecuencia un salpullido. Generalmente la reacción deriva de una sensibilidad a un virus, un medicamento, una vacuna o un alimento.

Al principio, puede ser que la piel se cubra de bultos rojos redondos, ampollas llenas de líquido o granos. La mayoría de las lesiones se convierten en un círculo de tamaño variable que tiene un centro oscuro del tamaño de un alfiler. Es posible que toda la zona afectada esté rodeada de un anillo blancuzco. Las lesiones puede causar dolor, ardor o comezón y en general se presentan en los antebrazos, las piernas y el dorso de las manos y en los empeines.

El tratamiento consiste en detectar y eliminar o tratar el problema de salud que causa el eritema. Si se sospecha que un medicamento está causando la reacción, se le pedirá que se lo deje de dar a su hijo. Generalmente las lesiones desaparecen por sí mismas en unas seis semanas, o más en los casos graves. Sin embargo, a veces esta afección regresa. Mientras las lesiones se están curando, es posible que se administren medicamentos antiinflamatorios, para calmar el dolor (analgésicos), antihistamínicos (para calmar la comezón) o antivirales. Si alguna llaga se infecta, es posible que se recete un antibiótico.

 

Cuidados en la casa:

Medicamentos: Es posible que el médico le recete medicamentos para la inflamación, el dolor y la comezón. Siga las instrucciones del médico para darle estos medicamentos a su hijo.

Cuidados generales:

  1. Permita que su hijo descanse siempre que lo necesite.

  2. Lave las lesiones siguiendo las recomendaciones del médico.

  3. Los baños con harina de avena o las compresas limpias (paños limpios y húmedos) pueden ayudar a aliviar las molestias de su hijo. Las lociones sin perfume también pueden ser útiles.

  4. Lave bien sus manos con agua tibia y jabón antes y después de atender a su hijo para prevenir infectar las lesiones.

  5. Anime a su hijo a beber una cantidad abundante de líquidos y a comer alimentos saludables. Si su hijo se niega a comer o beber, llame al médico del niño.

Visita de control

Siga las recomendaciones del médico o de nuestro personal sobre el seguimiento.

Nota especial para los padres

Las lesiones no son peligrosas y su hijo no contagia. Tranquilice a los familiares, amigos y cuidadores explicándoles que tener contacto con su hijo es seguro.

Busque atención médica de inmediato

Hágalo si se presenta alguno de los siguientes síntomas:

  • Fiebre de 100.4 °F (38.0 °C) o más

  • Lesiones persistentes después de seis semanas

  • Vómitos o diarrea

  • Signos de infección, por ejemplo: mayor enrojecimiento o hinchazón, empeoramiento del dolor o líquido de olor desagradable de las lesiones

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.