Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Conjuntivitis, No Específica (Bebés) [Conjunctivitis, Nonspecific, Infant]

La conjuntiva es una membrana delgada que cubre el ojo y el revestimiento interior de los párpados. Esta membrana puede irritarse e inflamarse. Cuando no se encuentra ninguna causa para esta inflamación, este trastorno se conoce como conjuntivitis no específica.

Cuando la conjuntiva se inflama, el ojo se enrojece y los vasos sanguíneos resultan visibles de cerca. El ojo puede tener una supuración transparente, blanca o turbia. Los párpados pueden estar hinchados y enrojecidos, y puede haber costras alrededor del ojo por la mañana. Probablemente la conjuntivitis fue producida por una breve irritación. El ojo irritado se trata con una pomada o gotas de venta libre (sin receta).

Cuidados En La Casa:

Medicamentos: Es posible que el médico le recete medicamentos para aliviar la irritación del ojo. Siga las instrucciones del médico al darle este medicamento a su hijo.

Atención General:

  1. Lávese bien las manos con agua caliente y jabón antes y después de atender los ojos del niño.

  2. Es normal que la supuración forme costras alrededor del ojo. Limpie suavemente las costras con un palillo de algodón humedecido o una toallita humedecida en agua tibia.

  3. Intente impedir que el niño se frote el ojo.

Para Administrar La Pomada O Las Gotas:

  1. Acueste al niño boca arriba. De ser posible, pida a alguien que sostenga la cabeza del niño para mantenerla inmóvil.

  2. Retraiga el párpado inferior y aplique una tira delgada de pomada en la parte interior del párpado (como se indica arriba) o ponga el número de gotas que le hayan indicado en la esquina del ojo próxima a la nariz. A medida que el niño parpadea, el medicamento le entrará en el ojo.

  3. Quite el exceso de medicamento con un pañuelito limpio.

  4. Nota: La pomada suele causar visión borrosa durante un cierto período, por lo que el mejor momento para aplicarla es justo antes de que el niño se acueste.

Haga una VISITA DE CONTROL según le indique el médico o el personal del centro. Normalmente los síntomas mejoran en 24 horas. De no ser así, por favor póngase en contacto con el médico del niño o con este centro.

Obtenga Atención Médica Inmediata

en cualquiera de los siguientes casos:

  • Fiebre superior a 100.4°F (38°C)

  • Síntomas que empeoran o no se alivian

  • Problemas de la vista (en los bebés, incapacidad de seguir el movimiento de un objeto con los ojos)

  • Señales de infección, como un aumento del enrojecimiento o de la hinchazón, aumento del dolor o supuración maloliente del ojo

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.