Conjunctivitis (Neonate) - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Conjuntivitis (Neonatos) [Conjunctivitis, Neonate]

La conjuntiva es una membrana delgada que cubre el ojo y el revestimiento interior de los párpados. La irritación de la conjuntiva se llama conjuntivitis, y se conoce también como “ojo rosado”. En los recién nacidos, la conjuntivitis se produce a menudo a consecuencia del bloqueo del conducto lagrimal. Otra causa posible de la irritación son las gotas oculares que normalmente se dan al bebé después de nacer. O bien la irritación puede ser consecuencia de una infección que el niño puede haber contraído de su madre durante el parto. También puede ser consecuencia de enfermedades comunes de transmisión sexual. Las bacterias normales en la vagina de la madre también pueden a veces producir este tipo de infección.

Cuando la conjuntiva se inflama, el ojo se enrojece y se hincha. Los ojos pueden producir una supuración bien sea espesa o clara, la cual puede estar manchada de sangre.

El médico le hará ciertas pruebas para ver si hay infección. Si se determina que se trata de una infección bacteriana, se administrarán antibióticos al bebé. El bloqueo del conducto lagrimal no necesita tratamiento. Normalmente se resuelve por sí solo antes de que el niño cumpla un año.

Cuidados En La Casa:

Medicamentos: El médico podría recetar medicamentos para tratar la infección. Siga las instrucciones del médico al darle este medicamento a su hijo.

Atención General:

  1. Lávese bien las manos con agua caliente y jabón antes y después de atender los ojos del niño

  2. Es normal que la supuración forme costras alrededor del ojo. Limpie suavemente las costras con un palillo de algodón humedecido o una toallita limpia humedecida en agua tibia.

  3. Intente impedir que el niño se frote el ojo. Recorte cuidadosamente las uñas de su recién nacido para ayudar a prevenir que haga daño al intentar rascarse el ojo.

  4. Si el problema es debido al bloqueo del conducto lagrimal, masajéelo 2 a 3 veces al día. Para ello, lávese bien las manos y luego use un dedo para frotar suavemente al zona entre la esquina del ojo y la nariz.

Para Administrar La Pomada O Las Gotas:

  1. Acueste al niño boca arriba. De ser posible, pida a alguien que sostenga la cabeza del niño para mantenerla inmóvil.

  2. Retraiga el párpado inferior y aplique una tira delgada de pomada en la parte interior del párpado (como se indica arriba) o ponga el número de gotas que le hayan indicado en la esquina del ojo próxima a la nariz. A medida que el niño parpadea, el medicamento le entrará en el ojo.

  3. Quite el exceso de medicamento con un pañuelito limpio.

Haga una VISITA DE CONTROL según le indique el médico o el personal del centro. Si su hijo tiene una infección grave en los ojos, es posible que lo remitan a un oftalmólogo pediátrico para que le haga exámenes adicionales.

Obtenga Atención Médica Inmediata

en cualquiera de los siguientes casos:

  • Fiebre superior a 100.4°F (38°C)

  • Síntomas que empeoran o no se alivian

  • Señales de infección, como un aumento del enrojecimiento o de la hinchazón, aumento del dolor o supuración maloliente del ojo

 

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.