Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Dolor En El Pecho, No Cardíaco (Niños Pequeños) [Chest Pain, Noncardiac, Toddler]

El dolor de pecho en los niños puede tener diversas causas, y la mayoría no son graves. Algunas veces, el dolor de pecho puede ser consecuencia del estrés. El niño podría tener ansiedad a causa de una separación u otros cambios en la familia. Algunos niños también pueden tener dolor de pecho a causa del ácido estomacal o exceso de tos. En otros casos podría tratarse de un nervio temporalmente comprimido. El dolor de pecho en un niño puede ser muy inquietante para los padres. De todas formas, recuerde que el dolor del niño no está relacionado con problemas del corazón.

Cuidados En La Casa:

Medicamentos: El médico podría recetar medicamentos para el dolor u otros síntomas relacionados, como la tos. Siga las instrucciones del médico al darle estos medicamentos a su hijo. No le dé al niño ningún medicamento que no haya sido autorizado por el médico.

Atención General:

  1. Permita que el niño continúe haciendo sus actividades normales, según lo tolere y según le recomiende el médico.

  2. Aprenda a detectar señales de dolor en el niño a fin de encontrar maneras de confortarlo y aliviarlo.

  3. Coloque al niño de forma que esté lo más cómodo posible cuando tenga dolor en el pecho. Ajuste la posición según sea necesario.

  4. Aplique una almohadilla calefactora con funda (a temperatura templada, no demasiado caliente) o una compresa caliente a la zona afectada durante 20 minutos 4 veces al día.

  5. Pídale al médico que le recomiende ejercicios para estirar los músculos del pecho y aliviar el dolor.

  6. Hable con el médico acerca de las causas del dolor del niño para que le sugiera otras posibles maneras de aliviarlo.

Haga una VISITA DE CONTROL según le indique el médico o el personal del centro.

Obtenga Atención Médica Inmediata

en cualquiera de los siguientes casos:

  • Fiebre superior a 100.4°F (38°C).

  • Los síntomas persisten y no se alivian con los medicamentos ni otros tratamientos.

  • Dificultad para respirar, falta de aire, respiración rápida.

  • El niño parece estar muy enfermo o demasiado débil para mantenerse de pie.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.