Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Cuidados En La Casa Después De Quimioterapia (Niños) [Home Care After Chemotherapy, Child]

Comidas

Muchos niños se sienten enfermos y pierden el apetito durante el tratamiento. Dele al niño porciones pequeñas de comida varias veces al día. Los alimentos blandos suelen ser más fáciles de tragar y digerir. Si el niño tiene náuseas, escoja alimentos suaves con poco sabor y olor. Ya que la quimioterapia reduce la capacidad del organismo para combatir las infecciones, asegúrese de cocinar bien toda la comida para eliminar las bacterias.

Actividad Física

Permita que el niño se mantenga tan activo como desee. La actividad física ayudará a fortalecer el corazón y los pulmones del niño. Pregúntele al médico del niño si hay ciertas actividades que debería evitar.

Cuidado De La Piel

Para prevenir las infecciones de la piel, el niño deberá bañarse o ducharse una vez al día. Use un jabón humectante y agua tibia. Evite el agua muy caliente o muy fría. La quimioterapia puede causar resecamiento de la piel, por lo que es importante que el niño aplique una loción humectante después de bañarse. Ciertos medicamentos de quimioterapia pueden producir quemaduras parecidas a las de una insolación. Si ocurre esto, pídale al médico que le recete una crema especial para ayudar a aliviar las quemaduras y proteger la piel del niño.

Prevención De Las Úlceras En La Boca

Durante la quimioterapia, muchos niños desarrollan úlceras o lesiones en la boca. Haga lo siguiente para ayudar a prevenir las lesiones en la boca y aliviar el malestar del niño.

  • Dígale al niño que se lave los dientes con un cepillo suave después de cada comida. Dígale que use un palillo oral con extremo de algodón o un cepillo de dientes especialmente suave si le sangran las encías al cepillarse los dientes normalmente.

  • Si el nivel de plaquetas del niño es inferior a 50,000, evite el uso del hilo dental. Su médico o enfermera le dirá si esto es así.

  • Dígale al niño que use un enjuague bucal según le indiquen. Si los enjuagues bucales de venta en las farmacias son demasiado fuertes, prepare una solución con sal y bicarbonato de sodio para el niño. Mezcle 1 cucharadita de sal y 1 cucharadita de bicarbonato de sodio en un vaso de agua. Dígale al niño que se enjuague la boca y que expulse el líquido sin tragarlo.

Obtenga Atención Médica Inmediata En Cualquiera De Los Siguientes Casos:

  • Fiebre de 100.4°F (38°C) tomada oralmente o de 101.4°F (38.5°C) tomada rectalmente, o más alta, o según las indicaciones de su proveedor de atención médica

  • Dolor de garganta

  • Manchas blancas en la boca o en la garganta

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.