Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Inhalación química (niño)

La inhalación química se produce cuando una persona respira vapores o humos provenientes de una sustancia química dañina. La mayoría de los hogares están repletos de sustancias químicas que pueden ser dañinas si una persona las inhala (respira). Por ejemplo, productos de reparación o de limpieza del hogar. Las estufas de gas y los calefactores también pueden provocar estos problemas. Como los niños de corta edad respiran rápidamente y son pequeños, tienen mayores probabilidades de resultar dañados por vapores o humos de estos productos o artefactos.

Los productos domésticos que pueden despedir vapores dañinos son, entre otros:

  • Insecticida en espray

  • Jabón en polvo para lavar la ropa o productos de limpieza con lejía (blanqueador)

  • Productos de limpieza que contienen amoníaco

  • Algunos tipos de pegamento

  • Betún para zapatos

  • Gasolina

  • Humo de cigarrillo

Los síntomas de inhalación química dependen de qué sustancia se haya respirado. Pueden incluir tos o problemas para respirar. Su hijo puede hablar arrastrando las palabras o lentamente o tal vez sus movimientos se vuelvan inestables. Podría tener náuseas, mareo u otros síntomas.

El tratamiento apunta a apoyar la respiración del niño y a estabilizar su frecuencia cardíaca. En algunos casos, se administra oxígeno. Es posible que el niño quede en observación en el hospital por algunas horas antes de dejarlo volver a casa. Un niño que haya experimentado un episodio grave de inhalación tal vez necesite permanecer en el hospital una o más noches.

Cuidados en la casa

Siga las instrucciones del proveedor de atención médica para darle los medicamentos a su hijo.

Si sospecha que inhaló una sustancia química:

  1. Aleje a su hijo del vapor químico y llévelo a respirar al aire libre.

  2. Abra todas las ventanas y puertas para ventilar la casa y así permitir que se vayan los vapores.

  3. Llame al Centro de Control Toxicológico (Poison Control) al 800-222-1222. Siga todas las instrucciones que le den.

Prevención

  • Mantenga todos los productos químicos tóxicos fuera del alcance de los niños en armarios cerrados con llave.

  • No use pesticidas ni productos de limpieza tóxicos en la casa. Si se ve obligado a hacerlo, aplíquelos únicamente cuando los niños no estén cerca. Abra las ventanas cuando los use.

  • Use las estufas de gas y los calefactores domésticos de manera segura. Aprenda qué se debe hacer en caso de que se produzca un escape de gas.

  • Instale detectores de humo y dióxido de carbono en su casa.

  • Hable con su hijo sobre los peligros que representan los productos químicos.

Visita de control

Asista a las visitas de seguimiento con el proveedor de atención médica de su hijo.

Nota especial para los padres

No use jarabe de ipecacuana para tratar la inhalación química, porque puede causar problemas para respirar y convulsiones (ataques).

Para obtener más información sobre cómo proteger a su hijo, comuníquese con el Centro Nacional de Toxicología (National Poison Control Center) visitando poison.org o llamando al 800-222-1222.

Llame al 911

Llame al 911 si su hijo presenta cualquiera de estos síntomas:

  • Tiene dificultades para respirar

  • Alucinaciones

  • Convulsiones

  • Pérdida del conocimiento (desmayo)

¿Cuándo debe buscar atención médica?

Llame enseguida al proveedor de atención médica de su hijo si el niño presenta cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Tontera inusual o comportamiento hiperactivo

  • Mareo

  • Movimientos lentos o inestables

  • Habla arrastrando las palabras

  • Visión borrosa

  • Debilidad

  • Temblores

  • Tos o dificultades para respirar

  • Dolor de cabeza e irritabilidad

  • Náuseas

  • Traspiración

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.