Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Celulitis (Niños) [Cellulitis, Child]

La piel protege los tejidos subyacentes. Una rotura en la piel, como por ejemplo una cortada, puede permitir la entrada de bacterias a los tejidos subyacentes. Si ocurre esto, los tejidos pueden infectarse. Esta afección se llama celulitis. En los niños, la celulitis suele desarrollarse sobre todo en las piernas y en los pies. Los niños con un sistema inmunológico debilitado pueden contraer celulitis más fácilmente.

La celulitis produce enrojecimiento, hinchazón, calor y dolor en la piel afectada. Las zonas enrojecidas tienen un borde visible. Las lesiones abiertas pueden supurar y el niño puede tener fiebre, escalofríos y dolor.

La celulitis se trata con antibióticos. Una herida abierta puede limpiarse y cubrirse con una gasa húmeda y fresca. Los síntomas suelen aliviarse al cabo de uno o dos días de tratamiento, pero algunas veces reaparecen.

Cuidados En La Casa:

Medicamentos: Le recetarán medicamentos para la infección y posiblemente también para reducir la fiebre y la hinchazón. Siga las instrucciones del médico al darle estos medicamentos a su hijo.

Atención General:

  1. El niño debe descansar lo más posible hasta que la infección empiece a desaparecer.

  2. De ser posible, el niño debe estar sentado o acostado con la zona afectada elevada por encima del nivel del corazón. Esto ayudará a reducir la hinchazón.

  3. Siga las instrucciones del médico para cuidar las lesiones abiertas y cambiar los vendajes.

  4. Mantenga cortas las uñas del niño para reducir la irritación al rascarse.

  5. Lávese cuidadosamente las manos con agua caliente y jabón antes y después de atender al niño para prevenir la propagación de la infección.

Haga una VISITA DE CONTROL según le indique el médico o el personal del centro.

Obtenga Atención Médica Inmediata

en cualquiera de los siguientes casos:

  • Fiebre superior a 100.4°F (38°C)

  • Los síntomas persisten y no se alivian con los medicamentos

  • Ganglios linfáticos hinchados en el cuello o bajo el brazo

  • Hinchazón alrededor de los ojos o detrás de los oídos

  • Demasiado babeo, hinchazón en el cuello o voz apagada

  • Ennegrecimiento de la piel

  • Señales de infección, como un aumento del enrojecimiento o de la hinchazón, aumento del dolor o supuración maloliente de la zona afectada

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.