Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Bronquitis Con Silbidos Al Respirar (Bebés/Niños Pequeños) [Bronchitis With Wheezing, Infant/Toddler]

La bronquitis consiste en la irritación e inflamación de las vías respiratorias de los pulmones, y suele desarrollarse a consecuencia de un catarro. La bronquitis puede empezar con goteo nasal. Los niños con bronquitis tienen una tos seca y persistente. La tos suele empeorar por la noche, y es posible que el niño también tenga fiebre o escalofríos. La inflamación limita el flujo de aire a través de las vías respiratorias, lo cual causa silbidos al respirar y dificulta la respiración.

La causa de la bronquitis suele ser un virus, y normalmente desaparece en 7 a 10 días.

Pueden recetarse medicamentos para aliviar la tos, el dolor y la fiebre. Los medicamentos también pueden ayudar a prevenir las sibilancias al respirar. Le recetarán antibióticos solamente si el médico cree que el niño tiene una infección bacteriana. Los antibióticos no son útiles para tratar las infecciones virales.

Cuidados En La Casa:

Medicamentos: El médico podría recetarle medicamentos para el dolor, la fiebre y la infección. Siga las instrucciones del médico al darle estos medicamentos a su hijo. Si le recetaron antibióticos, asegúrese de que el niño los tome todos hasta terminarlos, aun cuando parezca encontrarse mejor. No le dé al niño ningún tipo de medicamento sin la autorización del médico. NOTA: No le dé al niño medicamentos contra la tos o el catarro a menos que el médico se lo recomiende.

Atención General:

  1. El niño debe descansar lo más posible. La dificultad para respirar es común con esta enfermedad. De ser posible, levante ligeramente la cabecera del colchón para facilitar la respiración del niño mientras duerme.

  2. Dele al niño gotas nasales de solución salina, si se las recomiendan, antes de comer y de dormir. En los niños pequeños y bebés, succione la mucosidad de la nariz con una pera de goma. Si no sabe cómo usar este tipo de pera para succionar la mucosidad, consulte con su médico o farmacéutico. Enseñe a los niños un poco mayores cómo sonarse la nariz.

  3. Alimente al bebé a menudo para prevenir la deshidratación. Es posible que el niño sólo pueda alimentarse durante unos minutos a la vez. Por lo tanto, si está amamantando, bombee leche y guárdela para usarla más adelante.

  4. Para los bebés menores de 1 año, suplemente la alimentación con una solución oral de rehidratación (como Pedialyte, Infalyte o Rehydralyte.) Estos productos pueden comprarse sin receta en las farmacias y le ayudarán a prevenir la deshidratación.

  5. A los niños mayores de 1 año que todavía están siendo amamantados o tomando fórmula, aliméntelos a menudo. Si el niño tiene dificultad para amamantarse o tomar el biberón, use una jeringa o una taza pequeña para alimentarlo. A los niños un poco mayores, deles abundante líquido (como agua, jugos de fruta, ginger ale o paletas heladas).

  6. Si el aire en su casa está seco, aumente la humedad con un humidificador de agua fría o bien coloque ollas llenas de agua por la casa. También es posible que su hijo esté más cómodo sentándose en un cuarto de baño lleno de vapor durante 10 minutos.

  7. Evite que el niño se exponga al humo del tabaco, ya que puede dificultarle la respiración.

  8. Si le recetaron un medicamento broncodilatador (en forma de spray, nebulizador o por vía oral) asegúrese de que el niño lo tome exactamente a las horas recomendadas. Si el medicamento no alivia los silbidos al respirar, o el niño necesita más medicamentos que los recetados, póngase en contacto con el médico o regrese sin demora a este centro.

Programe una VISITA DE CONTROL con su médico, o según le indique nuestro personal médico.

Nota Especial Para Los Padres:

No se ha demostrado que los medicamentos sin receta para la tos y el catarro sean más eficaces que un placebo (jarabe azucarado sin ningún medicamento). Estos medicamentos pueden producir serios efectos secundarios, especialmente en niños menores de 2 años. Por lo tanto, no dé medicamentos sin receta contra la tos o el catarro a niños menores de 6 años a menos que el médico se lo recomiende.

Obtenga Atención Médica Inmediata

en cualquiera de los siguientes casos:

  • Fiebre superior a 100.4°F (38°C)

  • Los síntomas persisten y no se alivian con los medicamentos

  • Aumento de los silbidos al respirar o de la dificultad para respirar

 

 

PRODUCTION: Use art from 115806

 

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.