Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Apnea Emotiva (Bebés/Niños Pequeños) [Breath-Holding Spell, Infant/Toddler]

Algunos niños pequeños reaccionan a situaciones de estrés (como cuando les regañan o se enojan o sufren un trauma) reteniendo la respiración. Esto se conoce como un episodio de apnea emotiva. La apnea emotiva puede ser muy inquietante para los padres y los niños, pero no es un trastorno grave.

Durante un episodio de apnea emotiva, el niño retiene la respiración. Es posible que la cara se le ponga enrojecida, azulada o pálida. Su cuerpo puede ponerse rígido o falto de reacción. A continuación, es posible que dé un gran jadeo y que comience a llorar o a gritar. Puede incluso perder el conocimiento y empezar a respirar de nuevo.

Algunos profesionales de la atención médica consideran la apnea emotiva como una forma de comunicar el enojo. Dado que este problema suele ser hereditario, puede ser debido a causas genéticas. Normalmente, los episodios de apnea emotiva cesan entre la edad de 4 y 8 años. Es muy poco frecuente que causen problemas de largo plazo.

Cuidados En La Casa:

Atención General:

  1. No aísle al niño de las emociones ni acceda a sus deseos para prevenir los episodios de apnea emotiva.

  2. Reaccione con calma usted mismo cuando se enoje, para dar ejemplo al niño de la manera correcta de responder al enojo

  3. Trate de distraer la atención del niño, con calma, a la primera señal de que va a tener un episodio de apnea emotiva. Intente darle un abrazo, o mostrarle algo que pueda distraerlo.

Durante Y Después De Un Episodio:

  1. Trate de ignorar los episodios de apnea emotiva. La falta de atención puede reducir la frecuencia de estos episodios.

  2. Ayude al niño a bajar al suelo si está parado cerca de una superficie dura. Acueste al niño en el suelo.

  3. Aplique una compresa fría a la frente del niño.

  4. No ponga nada en la boca del niño ni le dé reanimación cardiopulmonar o respiración boca a boca.

  5. No llame al 911. El episodio terminará pronto.

  6. Después del episodio, manténgase relajado. Abrace al niño y luego continúe con lo que estaba haciendo.

  7. No acceda a los deseos del niño cuando hace un berrinche o tiene un episodio de apnea emotiva. Establezca reglas y límites para el niño y siga esas reglas.

Haga una VISITA DE CONTROL según le indique el médico o el personal del centro.

Obtenga Atención Médica Inmediata

en cualquiera de los siguientes casos:

  • Convulsiones obvias o sacudidas

  • La respiración se detiene durante más de 1 minuto

 

 

 

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.