Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Extracción De La Cera En Los Oídos (Neonatos) [Earwax Removal, Neonate]

Los oídos producen cera para proteger el conducto auditivo (el conducto que conecta el oído medio con el oído externo). La cera protege el oído de las bacterias, infecciones y daños por agua o trauma. Algunas veces el oído produce demasiada cera. Si la cera está causando problemas o impide al médico examinar el oído, es posible que se la quite.

El exceso de cera puede afectar la audición, causar comezón y, en algunos casos poco frecuentes, producir dolor. La cera de los oídos no debe quitarse a menos que esté causando problemas. A menudo se cae por sí misma.

La extracción de la cera de los oídos de un recién nacido debe ser efectuada solamente por personal médico capacitado. Será necesario agarrar suavemente la cabeza del bebé durante el procedimiento para mantenerla inmóvil, a fin de evitar posibles daños al conducto auditivo. De todas formas, la extracción de la cera de los oídos generalmente no causa dolor y por lo tanto no requiere anestesia ni medicamentos para el dolor.

Cuidados En La Casa:

Medicamentos: En los recién nacidos no deben usarse gotas para quitar la cera de los oídos. El médico podría sugerirle que use algunas gotas de aceite mineral para suavizar y quitar la cera. Use este producto solamente si se lo recomienda el médico del niño. Siga cuidadosamente las instrucciones que le hayan dado.

Atención General:

  1. No use palillos de algodón en los oídos del niño, ya que pueden empujar la cera más profundamente en el conducto auditivo o dañar el tímpano. Use una gasa de algodón o una toallita húmeda para quitar suavemente la cera de la parte exterior del oído y alrededor de la abertura del conducto auditivo.

  2. No use velas de oído para limpiar los oídos de un niño, ya que esto puede ser peligroso, puede quemar el conducto auditivo y agravar el problema en vez de mejorarlo.

  3. Vigile el oído para ver si muestra señales de infección o irritación (lea la información que se presenta más abajo).

Haga una VISITA DE CONTROL según le indique el médico o el personal del centro.

Obtenga Atención Médica Inmediata

en cualquiera de los siguientes casos:

  • Fiebre superior a 100.4°F (38°C)

  • Aumento de la acumulación de cera

  • Sangrado procedente del oído

  • Señales de infección, como dolor o supuración maloliente del oído

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.