Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Infección de la piel por hongos o tiña (niño)

Una infección por hongos se produce cuando crecen demasiados hongos dentro del cuerpo o sobre la piel. Normalmente los hongos viven sobre al piel en pequeñas cantidades que no causan daño. Sin embargo, cuando crecen excesivamente sobre la piel, esto causa una infección. Esto también se conoce como tiña. Las infecciones de piel son comunes en los niños y usualmente no son serias.

En general, la infección comienza como una zona roja pequeña del tamaño de un chícharo (arveja). La piel se puede secar y poner escamosa y tal vez dé comezón en la zona. A medida que crece el hongo, se extiende formando un círculo rojo. El nombre en inglés de la tiña, “ringworm”, hace referencia a un gusano en forma de anillo, pero esta afección no la causa un gusano. Las infecciones de piel por hongos se pueden presentar en muchas partes del cuerpo. Pueden aparecer en la cabeza, el pecho, los brazos o las piernas, así como también en las nalgas. Cuando aparece en los pies, la infección por hongos se conoce como “pie de atleta”. Causa lesiones que dan comezón y a veces duelen y aparecen entre los dedos y la planta del pie o los costados.

En los bebés y los niños, una infección de piel por hongos generalmente es provocada por el contacto con una persona o un animal que está infectado. Un niño que ha estado tomando antibióticos se puede contagiar la infección con más facilidad. Un niño que tiene un sistema inmunitario debilitado también puede contraer infecciones por hongos con más facilidad. Los niños con diabetes u obesidad también tienen más probabilidades de contraer una infección por hongos.

En la mayoría de los casos, el tratamiento se realiza con una crema o una pomada antimicótica (que mata hongos). Si la infección se presenta en el cuero cabelludo de su hijo, es posible que le receten un medicamento oral (se toma por boca). En algunos casos, se puede tomar una muestra muy pequeña de piel para enviarla a un laboratorio para realizar pruebas.

Cuidados en la casa

Siga todas las instrucciones que recibió para aplicar la crema o la pomada antimicótica a su hijo. Para las zonas de contacto con el pañal, es posible que el proveedor de atención médica le aconseje usar polvo de almidón de maíz para mantener la piel seca o vaselina para formar una barrera. No use polvo de talco porque puede dañar los pulmones del niño.

Cuidados generales:

 

  • Deje la piel afectada al aire para que se pueda secar por completo. No utilice un secador de cabello para secar la piel. Después del baño, seque con cuidado los pies de su hijo incluso entre los dedos.

  • Vista a su hijo con ropas sueltas de algodón.

  • Esté atento a que su hijo no se rasque la zona afectada, porque hacerlo puede retrasar la curación y extender la infección. También puede causarle una infección por bacterias. Es posible que tenga que colocarle a su hijo guantes tipo mitón que le cubran las manos para que no se rasque.

  • Mantenga limpia la piel de su hijo, pero no la lave demasiado porque puede irritarla.

Niños que usan pañales:

  • Mantenga seca la piel de su hijo cambiándole enseguida los pañales mojados o sucios.

  • Use crema fría sobre una bola de algodón para quitar la orina de la piel. Use agua tibia y un jabón suave para lavar los restos de heces de la piel.

  • Use aceite mineral sobre una bola de algodón para quitar suavemente la pomada sucia. Mantenga una capa de pomada limpia sobre la piel. Aplique más pomada con cada cambio de pañal.

  • Use pañales descartables superabsorbentes para reducir el nivel de humedad sobre la piel. Si usa pañales de tela, use cubiertas que sean de una tela que respire. Tampoco deben ser de goma.

Visita de control

Asista a las visitas de seguimiento con el proveedor de atención médica de su hijo.

Nota especial para los padres

Lave sus manos con agua tibia y jabón antes y después de atender a su hijo. Esto es necesario para prevenir que aumente la zona infectada.

¿Cuándo debe buscar atención médica?

Llame enseguida al proveedor de atención médica de su hijo si el niño presenta cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Fiebre rectal (tomada en el ano) de 100.4 °F (38 °C) o más alta

  • Enrojecimiento o inflamación que empeoran

  • Empeoramiento del dolor

  • Sale un líquido maloliente de la piel

 

Discrimination is Against the Law. We comply with applicable Federal civil rights laws. We do not discriminate against, exclude or treat people differently because of race, color, national origin, age, disability or sex.
 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2017 Fairview Health Services. All rights reserved.