Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Foliculitis [Niños] (Folliculitis, Child)

La piel tiene bacterias que normalmente no resultan dañinas. En algunas ocasiones hay bacterias que penetran en la piel en el lugar donde se asienta la raíz del pelo (el folículo piloso). Si las bacterias quedan atrapadas en el lugar donde el pelo entra en la piel, puede ocurrir una infección en la capa externa de la piel. Esto se conoce como foliculitis o inflamación alrededor del folículo piloso.

Las lesiones (zona afectada de la piel) que se producen son pequeñas, elevadas y rojas. Pueden tener el aspecto de un salpullido, producir comezón y estar muy sensibles. Es posible que haya bolsas de pus presentes en el centro de las lesiones. Las lesiones pueden supurar y producir costras, y pueden ocurrir en la piel de cualquier parte del cuerpo. La foliculitis en los niños puede empezar cuando los folículos pilosos están dañados por la fricción de ropa demasiado ajustada. También puede ocurrir si un folículo piloso está bloqueado por cinta adhesiva, apósitos de plástico o una irritación de la piel.

Puede tomarse una muestra o cultivo para determinar qué tipo de bacteria está causando la infección. Las lesiones suelen curarse por sí solas en unos pocos días. Algunas veces se usan antibióticos o agentes antimicóticos de aplicación tópica (se aplican sobre la superficie afectada). Las lesiones pueden extenderse a otras áreas del cuerpo y la foliculitis puede regresar más adelante.

Cuidados En La Casa:

Medicamentos: El médico podría recetarle una pomada o crema antibiótica o antimicótica para aplicarla a la piel afectada. Es posible que le receten también antibióticos orales. El médico también podría recetarle un medicamento o loción para aliviar la comezón. Siga las instrucciones del médico al usar estos medicamentos.

Atención General:

  1. Aplique compresas húmedas calientes a la zona afectada durante 20 minutos hasta un máximo de 3 veces al día según le indique el médico.

  2. Evite cortar, pinchar o apretar las lesiones. Además de producir dolor, esto puede extender la infección.

  3. Si las lesiones supuran (se drenan por sí solas), cubra la zona con un vendaje de gasa no adhesivo. Reduzca al mínimo el uso de la cinta adhesiva. A continuación llame al médico y siga sus instrucciones. Deseche cuidadosamente los vendajes sucios.

  4. Vista al niño con ropa de algodón que le quede holgada. Cambie la ropa del niño todos los días, y cambie las sábanas y las mantas cuando estén manchadas con la supuración de las heridas. Lave toda la ropa, la ropa de cama y los pañales sucios con agua caliente y jabón. Si las lesiones del niño están en las nalgas, deseche con cuidado los pañuelos y pañales desechables. Los niños mayores deben llevar ropa interior limpia. El niño no debe compartir ningún tipo de ropa o ropa de cama con otros miembros de la familia.

  5. No moje las lesiones en el agua del baño, ya que esto podría propagar la infección. En vez de hacer eso, mantenga limpia la zona afectada lavando suavemente las lesiones con jabón y agua tibia.

  6. Intente impedir que el niño se rasque la zona afectada, ya que esto retardará su curación.

Haga una VISITA DE CONTROL según le indique el médico o el personal del centro. Llame al médico si las lesiones supuran.

Nota Especial Para Los Padres:

Lávese bien las manos con agua caliente y jabón antes y después de atender al niño para evitar propagar la infección.

Obtenga Atención Médica Inmediata

en cualquiera de los siguientes casos:

  • Fiebre superior a 100.4°F [38.0°C] (temperatura oral)

  • Señales de que está empeorando la infección, como un aumento del enrojecimiento o de la hinchazón, aumento del dolor o supuración maloliente de las lesiones.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.