Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Abrasión de la córnea (Niño)

La córnea es la parte transparente en el frente del ojo. Cuando se produce una lesión que raya la córnea, eso se conoce como abrasión corneal. Las abrasiones corneales causan mucho dolor en el ojo, impiden que se pueda abrir el ojo, provocan visión borrosa, ojos llorosos y sensibilidad a la luz. El ojo puede enrojecerse e inflamarse.

Una abrasión de la córnea puede deberse a un objeto extraño en el ojo (como suciedad o arena), algo que se haya introducido en el ojo (una uña u otro objeto) u otra cosa que toque el ojo y pueda rasguñarlo. El ojo lesionado se trata con gotas anestésicas y, luego, se lo examina y se lo enjuaga. Puede usar gotas y pomadas para los ojos para aliviar el dolor o prevenir una infección. También es posible que le den algún medicamento para aliviar el dolor (analgésico). Una lesión superficial en la córnea en un niño pequeño suele sanar por la noche. El ojo se considera sanado si el niño puede mantenerlo abierto. Las lesiones corneales profundas pueden tardar más en sanar.

Cuidados en la casa

  • Medicamentos: Es posible que su médico le recete gotas o una pomada para los ojos para ayudar a que la lesión sane y para prevenir una infección. También puede que el médico le recete algún analgésico (calmante del dolor). Siga las instrucciones del médico para usar estos medicamentos. La pomada para los ojos puede provocar visión borrosa. Aplique la pomada justo antes de que su hijo se esté por dormir.

  • Si le recetan tanto gotas como pomada, colóquele las gotas primero. Espere tres minutos y, luego, aplíquele la pomada. Si lo hace así, cada medicamento dispondrá del tiempo adecuado para actuar.

  1. Si se las recetaron,

    coloque las gotas en la esquina interna del ojo, donde los párpados se encuentran con la nariz. Las gotas se acumularán allí, y, cuando su hijo abra los párpados, el medicamento fluirá hacia el interior del ojo.

  2. Si se la recetaron,

    aplique la pomada, jalando hacia abajo el párpado inferior. Coloque la cantidad indicada de la pomada dentro del párpado. Luego, ciérrelo y limpie el exceso de medicamento desde la zona de la nariz hacia afuera para mantener el ojo lo más limpio posible.

Cuidados generales

  • Proteja los ojos del niño de la luz directa del sol para evitar la irritación.

  • Trate de impedir que su hijo se frote el ojo. Si se frota, la recuperación demorará más tiempo.

  • Prevenga futuras lesiones en los ojos: Mantenga las uñas cortas (las suyas y las del niño) y aleje todos los objetos punzantes del alcance del niño.

  • Observe el ojo para detectar señales de infección (vea más abajo).

Visita de control

Haga el seguimiento con el proveedor de atención médica de su hijo o según le hayan indicado. Las abrasiones corneales pueden remitirse a un oftalmólogo pediátrico (médico especializado en los ojos de los bebés y niños).

Nota especial para los padres

Es posible que los medicamentos para los ojos le nublen la visión a su hijo temporalmente. Cualquier molestia puede reducirse si le aplica los medicamentos justo antes de que el niño se vaya a dormir.

¿Cuándo debe buscar atención médica?

Llame enseguida al proveedor de atención médica de su hijo si se presenta alguna de estas situaciones:

  • Si su hijo que es normalmente sano tiene fiebre según las descripciones de abajo, llame enseguida al proveedor de atención médica:

    • Su hijo de cualquier edad tiene picos de fiebre repetidos de más de 104º F (40º C).

    • Su hijo es menor de dos años y presenta fiebre de 100.4º F (38º C) que continúa por más de un día.

    • Su hijo tiene dos años o más y presenta fiebre de 100.4º F (38º C) que continúa por más de tres días.

  • Signos de infección, tales como mayor enrojecimiento e hinchazón, o supuración con olor desagradable que sale del ojo.

  • Dolor que continúa o aumenta.

  • El niño no quiere mantener los ojos abiertos.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.