Salpullido O Erupción Por Calor [Bebés] - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Salpullido O Erupción Por Calor [Bebés] (Heat Rash, Infant/Toddler)

Una persona, al nacer, tiene aproximadamente 2 a 4 millones de glándulas sudoríparas. Los poros de estas glándulas permiten la transpiración y liberación de líquido salado del cuerpo, lo cual ayuda al cuerpo a evitar el calentamiento excesivo. Sin embargo, las glándulas sudoríparas no alcanzan su nivel completo de actividad hasta la pubertad. Debido a que las glándulas sudoríparas de los niños pequeños no están todavía completamente desarrolladas, el sudor se queda en el interior de la piel. Esto crea pequeños bultos o ronchas rojas, y puede formar pequeñas ampollas en la piel. El salpullido da comezón. Este trastorno se conoce como salpullido o erupción por calor, y es bastante común en los niños pequeños.

En los bebés, el salpullido por calor ocurre sobre todo en la cabeza, el cuello, los hombros y la espalda. También puede ocurrir en las axilas y las ingles. Los niños mayores suelen tener salpullido por calor en el cuello, la parte superior del pecho, las ingles y los pliegues de la muñeca. El salpullido por calor en los niños pequeños puede ocurrir cuando hace mucho calor y humedad o cuando llevan ropa demasiado calurosa. Los niños más pequeños que están muy activos en tiempo cálido también pueden tener salpullido. El salpullido por calor normalmente desaparece por sí solo y no suele requerir atención médica. La mejor manera de aliviar los síntomas es enfriar la piel.

Cuidados En La Casa:

  1. Mantenga al niño fresco y seco cuando hace calor. Limite el nivel de actividad física del niño para evitar que aumente su temperatura corporal.

  2. Dele de beber al niño agua fresca para que mantenga su hidratación.

  3. Aplíquele un bloqueador solar antes de las actividades al aire libre.

  4. Durante el verano, vista a los niños con ropa ligera de algodón suave. El algodón es muy absorbente y mantiene la humedad alejada de la piel.

  5. Si no tiene aire acondicionado, un ventilador puede ayudar a evaporar la humedad y refrescar al niño. Coloque el ventilador lo suficientemente alejado del niño para que sólo le llegue una ligera brisa.

  6. Evite el uso de polvos, cremas y pomadas. Los polvos no mejoran ni previenen los salpullidos, y el polvo de talco es dañino para los pulmones. Las cremas y pomadas tienden a mantener la piel más caliente y bloquear los poros.

  7. Bañe al niño en agua tibia y use un jabón humectante (no resecante). Después del baño, deje secar la piel al aire.

  8. Intente impedir que el niño se rasque la zona afectada, ya que esto afectará negativamente su curación. El uso de mitones que cubran las manos del bebé puede ayudar.

  9. Vigile la piel del niño para ver si muestra señales de infección (lea la información que se presenta más abajo).

Haga una VISITA DE CONTROL según le indique el médico o el personal del centro.

Obtenga Atención Médica Inmediata

en cualquiera de los siguientes casos:

  • Escalofríos o fiebre superior a 100.4°F [38°C] (oral/rectal)

  • Cambio en la apariencia del salpullido (por ejemplo se propaga por el cuerpo o se vuelve de un color violáceo oscuro)

  • Ganglios linfáticos hinchados en las axilas, el cuello o las ingles.

  • Señales de infección, como enrojecimiento, hinchazón, dolor o supuración maloliente del salpullido

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.