Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Herida Con Suturas, Infectada (Bebé/Niño Pequeño) [Sutured Wound, Infected (Infant/Toddler)]

Su bebé tenía una herida o incisión y, para cerrarla, le colocaron suturas (puntos) o grapas. Esa herida se ha infectado. Algunas heridas se infectan aunque se las haya limpiado correctamente al momento de repararlas. En ciertos casos, hay más probabilidades de que se produzca una infección; por ejemplo:

  • Si se trata de una herida profunda o una herida por punción (es más difícil limpiar este tipo de heridas que las heridas menos profundas o más abiertas).

  • Si la herida está sucia (porque en el momento en que se produjo la lesión, se introdujeron partículas o suciedad dentro de la herida).

  • Si el niño tiene alguna enfermedad que reduzca su resistencia a las infecciones (tal como diabetes o algún trastorno inmunológico).

  • Si en la casa no se hace lo posible por mantener la herida limpia y seca.

Será necesario tratar la infección con antibióticos. Son medicamentos que se usan para combatir la infección. A su hijo pueden o no quitarle las suturas o grapas en este momento, según cómo se encuentre la herida y según la gravedad que tenga la infección.

Cuidados En La Casa:

Medicamentos: Es muy probable que el médico le recete un antibiótico oral para tratar la infección. Siga las instrucciones del médico sobre cómo usarlo. No deje de darle el medicamento a su hijo hasta haber completado todo el ciclo o hasta que el médico diga que deje de dárselo. Si su hijo necesita algún analgésico, déselo según le haya indicado el médico. No le dé a su hijo ningún medicamento de venta libre, incluida la aspirina, a menos que el médico de su hijo lo haya aprobado.

Cuidados Generales:

  • Siga las instrucciones del médico sobre cómo cuidar la herida.

  • Lávese las manos con agua tibia y jabón antes y después de atender a su hijo. Esto ayuda a evitar que la infección se propague.

  • Mantenga la herida limpia y seca. Si la herida se humedece, séquela con golpecitos suaves y cambie el vendaje.

  • A menos que le indiquen otra cosa, cambie el vendaje dos veces al día durante los primeros días. Haga eso hasta que la herida deje de supurar. Después, cambie el vendaje una vez al día. También cambie el vendaje cada vez que se humedezca, se ensucie o se manche con el líquido que sale de la herida.

  • Limpie la herida todos los días. Para hacerlo, quite el vendaje y limpie cuidadosamente la zona con una mezcla suave de agua tibia y jabón. Use un hisopo de algodón humedecido para aflojar y quitar la sangre o la costra que pueda haber sobre la herida. Después de limpiar la herida así, aplique una capa fina de pomada con antibiótico. Luego, coloque un vendaje nuevo. 

  • Puede quitarle el vendaje a su hijo cuando vaya a bañarse. Sin embargo, evite sumergir la zona en agua hasta tanto la herida haya sanado. Esto significa que no debe sumergir la herida dentro de la tina. También significa que su hijo no puede ir a nadar.

  • Impida que su hijo se rasque, frote o hurgue la zona de la herida.

Haga el SEGUIMIENTO según le indiquen el médico o el personal médico. Es importante que no falte a la cita de control para asegurarse de que la infección se está curando.

Obtenga Atención Médica De Inmediato Si Nota Alguno De Los Siguientes Síntomas:

  • La fiebre no baja dentro de las 24 horas siguientes al uso de antibióticos, o empeora.

  • Dolor que va en aumento (cuando un niño pequeño llora incesantemente y no es posible calmarlo, quizás esté indicando que siente dolor).

  • La herida se ve más enrojecida o más hinchada, o tiene más pus o supuración.

  • Las vetas rojas alrededor de la herida no desaparecen después de haber usado antibióticos por 24 horas, o aparecen nuevas vetas.

  • La infección no mejora durante los 2 primeros días de haber comenzado a usar antibióticos.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.