Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Fractura cerrada de dedo (niño)

Su hijo tiene una fractura (hueso roto) en un dedo. Un dedo roto probablemente causará dolor, hinchazón y moretones.

Generalmente las fracturas de dedo se diagnostican por medio de radiografías. Es posible que se le coloque una férula en el dedo o la mano. O bien el dedo lesionado se sujeta con una cinta al dedo de al lado. Estos tratamientos protegen el dedo lesionado y mantienen el hueso en su lugar mientras sana. Es posible que su hijo necesite más tratamiento o cirugía, según el lugar de la lesión y su gravedad. Si la uña ha sufrido una lesión considerable, es posible que se caiga en 1 a 2 semanas. O tal vez tenga que hacerse una cirugía para quitarla. Probablemente una uña nueva empezará a crecer en el plazo de un mes.

Cuidados en la casa

El proveedor de atención médica de su hijo podría recetarle medicamentos para el dolor. Siga sus instrucciones al darle estos medicamentos a su hijo. No le dé aspirina ni otro medicamento al niño a menos que el médico le indique que lo haga.

Cuidados generales:

  • Mantenga la mano elevada para reducir el dolor y la hinchazón. Esto es especialmente importante durante los primeros dos días (48 horas) después de la lesión. Todas las veces que sea posible, recueste a su bebé o niño pequeño y coloque almohadas debajo del dedo o mano hasta que esta se encuentre elevada por encima del nivel del corazón. Esté atento a que ninguna almohada se deslice y quede cerca de la cara de su bebé o niño pequeño. En el caso de un niño más grande, hágalo sentar o recostarse.

  • Coloque una compresa de hielo en la zona lesionada. Puede prepararla con una bolsa de plástico llena de hielo envuelta en una toalla. No coloque hielo directamente sobre la piel, porque puede dañarla. Es posible que sea difícil colocar la compresa de hielo porque a la mayoría de los niños les disgusta la sensación de frío. No obligue a su hijo a aplicarse el hielo. Esto puede ser desagrabable para los dos. A veces ayuda convertir la situación en un juego. 

  • Siga haciendo esto de tres a cuatro veces al día durante los próximos dos días. Luego use la compresa de hielo según sea necesario para aliviar el dolor y la hinchazón. Puede colocar la compresa de hielo directamente sobre la férula.

  • Cuide de la férula o el yeso según las instrucciones que recibió. No coloque ningún polvo ni loción dentro de la férula o el yeso. No permita que su hijo meta objetos dentro.

  • Mantenga la férula completamente seca en todo momento. La férula debe cubrirse con una bolsa de plástico y mantenerse fuera del agua mientras el niño se baña. Cierre el extremo superior de la bolsa con cinta adhesiva.

  • Si la cinta que sujeta el dedo lesionado al dedo de al lado se moja o se ensucia, cámbiela. Puede reemplazarla por cinta de papel, de plástico o de tela. Si la cinta es de tela o de papel, debe mantenerse seca. Mantenga el dedo encintado en su lugar, según las indicaciones del proveedor de atención médica de su hijo.

Visitas de control

Haga el seguimiento con el proveedor de atención médica de su hijo o según le hayan indicado. Podría ser necesario hacer radiografías adicionales para comprobar si el hueso está sanando. Si al niño le pusieron una férula, es posible que se la cambien por un yeso durante la visita de control. Si le remitieron a un especialista, programe una cita lo antes posible.

Nota especial para los padres

Los proveedores de atención médica están capacitados para determinar si las lesiones de este tipo en los niños pequeños podrían ser una señal de maltrato o abuso infantil. Es posible que varios proveedores de atención médica le hagan preguntas acerca de la manera en que su hijo se lesionó. Estas preguntas son obligatorias por ley para proteger a los niños. Por favor tenga paciencia y no se ofenda.

Llame al 911

Llame al 911 si se presenta alguno de los siguientes síntomas:

  • Problemas para respirar

  • Confusión

  • Mucha somnolencia o dificultades para despertarse

  • Desmayo o pérdida del conocimiento

  • Latidos rápidos del corazón

  • Convulsión

  • Cuello rígido

Cuándo buscar atención médica

Llame enseguida al proveedor de atención médica de su hijo en cualquiera de los siguientes casos:

  • La férula está mojada

  • La férula está demasiado apretada. Aflójela antes de buscar ayuda.

  • Hinchazón o dolor crecientes después de que se coloca una férula o yeso en la mano. Los bebés que son demasiado pequeños como para hablar pueden demostrar el dolor llorando y no se logra consolarlos. Si el niño tiene colocada una férula, aflójela antes de ir por ayuda. Es posible que esté demasiado apretada.

  • El dedo lesionado, los dedos cercanos o la mano se ponen fríos, azulados, pierden sensibilidad, arden u hormiguean. Si el niño tiene colocada una férula, aflójela antes de ir por ayuda.

  • Enrojecimiento, calor, hinchazón o supuración de la herida, o mal olor que sale del yeso o férula

  • El yeso se moja o ablanda

También llame enseguida al proveedor de atención médica de su hijo si:

  • Su hijo tiene menos de 12 semanas y tiene fiebre de 100.4° F (38° C) o más. Es posible que sea necesario que lo revise su proveedor de atención médica.

  • Su hijo (de cualquier edad) tiene varias veces fiebre de más de 104° F (40° C).

  • Su hijo tiene menos de dos años y su fiebre dura más de 24 horas.

  • Su hijo tiene dos años o más y su fiebre dura más de tres días.

 

Discrimination is Against the Law. We comply with applicable Federal civil rights laws. We do not discriminate against, exclude or treat people differently because of race, color, national origin, age, disability or sex.
 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2017 Fairview Health Services. All rights reserved.