Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Picadura de ciempiés (niño)

El ciempiés es un bicho largo y flaco que tiene muchas patas. Los ciempiés tienen muchas partes y una carcasa exterior dura. Pueden ser de color anaranjado, marrón o gris. Algunos tienen rayas, y su longitud puede alcanzar dos pulgadas (cinco centímetros). Suelen encontrarse en lugares oscuros y húmedos, especialmente en los jardines. Pueden entrar fácilmente en las casas, pero no a través de los desagües. Están provistos de mandíbulas ganchudas (con pinzas) con las que pueden morder la piel y soltar veneno.

Los niños lloran y se ponen irritables después de una picadura de ciempiés. Los síntomas comunes son escozor, hinchazón y enrojecimiento en el lugar de la picadura. La zona de la picadura puede estar entumecida (“dormida”). También es posible que haya inflamación de los ganglios linfáticos. Algunos niños pueden tener náuseas, vómitos y dolor de cabeza. La mayoría de los síntomas desaparecen en dos días. Sin embargo, la hinchazón y la sensibilidad en el lugar de la picadura pueden continuar por hasta tres semanas. Estos síntomas pueden desaparecer y luego reaparecer de nuevo. La piel podría descamarse en la zona de la lesión, pero la picadura no suele causar un daño serio.

El tratamiento consiste en lavar la herida, aplicar compresas frías y elevar el zona afectada. Se dan medicamentos o anestesia local para aliviar el dolor. Pueden recetarse medicamentos antihistamínicos y esteroides para la hinchazón y la comezón. También es posible que se administre una inyección contra el tétanos, así como antibióticos para prevenir una infección.

Cuidados en la casa:

Medicamentos:

Es posible que el médico le recete medicamentos para aliviar la hinchazón, la picazón, el dolor y la infección. Siga las instrucciones del médico para darle estos medicamentos a su hijo.

 

Cuidados generales:

  1. Aplique hielo envuelto en una toalla en intervalos de 10 minutos (10 minutos puesto y 10 minutos sin poner) sobre la zona afectada para aliviar la hinchazón, la comezón y el dolor. Algunos niños pueden preferir compresas tibias. Revise la piel con frecuencia. El uso excesivo de compresas puede causar irritación e infecciones secundarias.

  2. Si la parte afectada es un brazo o una pierna, mantenga la extremidad elevada sobre una toalla o una almohada para reducir la hinchazón.

  3. Vista al niño con ropa de algodón suave, ya que irrita menos la piel afectada.

  4. Observe las zonas afectadas para detectar señales de infección (vea más abajo).

  5. Limite la exposición a los ciempiés en la casa reduciendo los otros insectos domésticos, secando las zonas húmedas y limpiando los desechos y residuos en toda la casa.

Visita de control

Siga las recomendaciones del médico o de nuestro personal sobre el seguimiento.

Nota especial para los padres

Para obtener más información, llame al centro de control de envenenamientos (National Poison Control Center) al 800-222-1222.

Busque atención médica de inmediato

Hágalo si ocurre algo de lo siguiente:

  • Su hijo presenta fiebre de más de 100.4 °F (38.0 °C)

  • Los síntomas continúan o empeoran

  • Signos de infección, por ejemplo: mayor enrojecimiento, línea rojas, calor o salida de líquido de olor desagradable de la picadura

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.