Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Bronquiolitis (Niños) [Bronchiolitis, Child]

En el interior de los pulmones hay muchos conductos respiratorios pequeños llamados bronquiolos. La bronquiolitis consiste en la inflamación e hinchazón del revestimiento de los bronquiolos, y suele ocurrir sobre todo durante los primeros 5 años de vida. Los bebés menores de 12 semanas o lo niños que tengan una enfermedad crónica corren más riesgo de contraer bronquiolitis grave. Las posibles complicaciones incluyen la neumonía y la deshidratación.

La bronquiolitis suele ocurrir en invierno, y empieza con un resfriado. Al principio, el niño podría tener más mucosidad, goteo nasal, algo de tos, y fiebre. Al cabo de algunos días, la tos puede empeorar y el niño empieza a respirar más rápidamente, con sibilancias y gruñidos. En los casos más serios, la respiración se detiene a veces durante algunos segundos.

La bronquiolitis se trata estabilizando la respiración del niño. La mucosidad en la nariz y en la boca puede succionarse. Es posible que le den medicamentos para aliviar la tos o la fiebre. Los niños que tienen dificultad para respirar o para comer pueden requerir hospitalización y recibir líquidos por vía intravenosa, recibir oxígeno o conectarse a un respirador mecánico. Los síntomas suelen aliviarse a los 2 a 5 días, pero a veces se prolongan durante varias semanas. En algunos casos, podrían recetarse medicamentos antivirales para prevenir la reaparición de los síntomas. Los niños con bronquiolitis tienen más probabilidades de tener sibilancias al respirar cuando se hacen mayores.

Cuidados En La Casa:

Medicamentos: El médico podría recetar gotas de solución salina para diluir la mucosidad de la nariz. Es posible que el médico le recete medicamentos para la fiebre o las sibilancias al respirar. Siga las instrucciones del médico al darle estos medicamentos a su hijo.

Atención General:

  1. Reserve tiempo para que el niño coma con frecuencia y tranquilidad. Dele pequeñas cantidades de líquidos claros a menudo.

  2. Lávese cuidadosamente las manos con agua caliente y jabón antes y después de atender al niño para prevenir la propagación de la infección.

  3. Para dormir, coloque al niño con la cabeza y el cuerpo ligeramente elevados para que pueda respirar mejor.

  4. Evite la exposición a la contaminación y al humo del tabaco, ya que pueden dificultar la respiración.

Haga una VISITA DE CONTROL según le indique el médico o el personal del centro. Si le hicieron radiografías del pecho, estas serán evaluadas por un especialista y le informarán de los nuevos hallazgos que puedan afectar la atención médica que necesita su hijo.

Nota Especial Para Los Padres: Si El Niño Tiene Una Enfermedad Crónica Y Dificultad Para Respirar, Llame Al Médico.

Obtenga Atención Médica Inmediata

en cualquiera de los siguientes casos:

  • Fiebre superior a 100.4°F (38°C)

  • Síntomas persistentes, mayor dificultad para respirar o coloración azulada alrededor de los labios y de las uñas

  • El niño se niega a comer

  • Señales de deshidratación, como boca seca, ojos hundidos u orinar menos de lo normal

 

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.