Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Mordedura de animal (niño)

Las mordeduras de animales son lesiones comunes que pueden ser causadas tanto por animales salvajes como domésticos. Los perros y gatos son una causa común de mordeduras. Los roedores domésticos o los animales salvajes, como las ardillas, los murciélagos o los conejos también pueden morder.

Estas mordeduras pueden causar daños que varían desde punciones leves hasta lesiones graves. Las mordeduras de animales tienden a infectarse más fácilmente que otros tipos de heridas. En casos poco frecuentes, estas mordeduras pueden contagiar una enfermedad del animal, como la rabia o el tétanos.

Las mordeduras de animales se tratan lavando primero la herida con grandes cantidades de solución salina (agua y sal) o agua esterilizada. La piel de alrededor se lava con agua tibia y jabón suave. Si es necesario, la herida se cierra con puntos de sutura. Se aplica un apósito limpio con presión sobre la herida. También es posible que al niño le administren una inyección contra el tétanos y antibióticos. La mordedura puede requerir también radiografías. Cuando no se sabe si el animal está vacunado, es posible que se siga el protocolo contra la rabia. Puede ser necesario hospitalizar al niño si la herida es graves o está infectada.

Cuidados en la casa:

Medicamentos:

Es posible que el médico le recete una pomada o crema antibiótica, o antibióticos por vía oral (se toman por boca) para prevenir la infección. Siga las instrucciones del médico para darle este medicamento a su hijo.

Cuidados generales:

  1. Siga las instrucciones de su médico sobre cómo cuidar de la herida por mordedura de un animal y, si corresponde, cambie la venda.

  2. Lave bien sus manos con agua tibia y jabón antes y después de cuidar de la herida para prevenir que se extienda la infección.

  3. Para mantener limpia la herida, lávela suavemente con agua tibia y jabón.

  4. Si ha herida sangra, coloque un paño suave y limpio sobre esta y aplique una presión firme hasta que se detenga el sangrado. Esto puede tardar hasta cinco minutos. Mientras transcurre ese tiempo, no deje de hacer presión sobre la herida para observarla.

  5. Esté atento a la herida para detectar señales de infección (vea más abajo).

Visita de control

Siga las recomendaciones del médico o de nuestro personal sobre el seguimiento.

Nota especial para los padres

Tome las precauciones necesarias para prevenir las mordeduras de animales. Si está pensando en tener una mascota para la familia, escoja un animal o raza de perro que tenga un carácter manso y pocas probabilidades de representar un peligro para los niños. Enseñe a su hijo cómo tratar a los animales con delicadeza y respeto. Explíquele también que no debe acercarse a animales que no conozca, ni molestar o provocar a un animal.

Busque atención médica de inmediato

Hágalo si ocurre algo de lo siguiente:

  • Su hijo presenta fiebre de más de 100.4 °F (38.0 °C)

  • Sangrado que no se detiene

  • Síntomas como de gripe, por ejemplo, dolor de cabeza o fiebre

  • Aparecen señales de infección como calor, enrojecimiento, hinchazón o secreción maloliente

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.