Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Generalidades sobre la anafilaxia (niño)

La anafilaxia es una reacción grave a un alérgeno. Los síntomas pueden incluir zonas hinchadas del cuerpo, sibilancias (silbidos al respirar), problemas para respirar o tragar y voz ronca. Esta reacción puede darse de inmediato, pero también puede presentarse después de una hora o más.

En casos extremos, las vías respiratorias que van de la boca a los pulmones pueden inflamarse y así impedir que el niño siga respirando. Esta situación es una emergencia. Aplique epinefrina a su hijo si la tiene. Luego, llame al 911 o vaya al departamento de emergencias.

Un alérgeno es una sustancia que causa alergia. Los alérgenos provocan que el cuerpo libere sustancias químicas que se llaman histaminas. Son estas sustancias las que causan los síntomas de anafilaxia. Los síntomas puede incluir:

  • Sibilancias o dificultades para respirar

  • Voz ronca

  • Tos

  • Comezón en las manos y en el paladar

  • Piel caliente y enrojecida; salpullido o urticaria en la piel

  • Hinchazón de los párpados, labios, lengua, manos, pies o genitales

  • Vómitos o diarrea

  • Latidos irregulares o rápidos

Estos síntomas se pueden presentar en cuestión de segundos después de la exposición al alérgeno. Sin embargo, también pueden tardar algunas horas en aparecer.

En los niños, la anafilaxia puede ser provocada por muchos factores. Puede desencadenarse a consecuencia de medicamentos, picaduras de insectos o alimentos. Los bebés pueden tener alergia a la leche de soja o de vaca. La anafilaxia puede producirse incluso si el niño nunca antes ha tenido una reacción alérgica. Suele ocurrir con más frecuencia en niños que tienen asma, dermatitis atópica o que ya tienen una alergia conocida.

La anafilaxia requiere atención médica inmediata. Los médicos primero se aseguran de que su hijo respire normalmente y tenga un ritmo cardíaco estable. Un niño con una reacción leve puede responder inmediatamente a los medicamentos intravenosos (IV). Un niño con una reacción más grave quizás necesite un tubo para que le ayude a respirar por un tiempo breve. Es posible que vigilen atentamente a su hijo en un hospital para asegurarse de que sus síntomas no regresen. Es importante determinar la causa de la reacción alérgica para así poder evitar ese alérgeno en el futuro. En ocasiones, al crecer, los niños dejan de tener alergia a los alimentos que les causaban problemas.

Cuidados en la casa

El proveedor de atención médica de su hijo probablemente le recete un equipo que tiene una lapicera de epinefrina. Es tipo de equipo se elige según el peso del niño. Asegúrese de comprender cómo y cuándo debe inyectarle este medicamento a su hijo. La epinefrina puede ayudar a impedir que una reacción alérgica se agrave. Pero podría no ser suficiente y su efecto se irá. Aunque usted en el futuro cuente con una lapicera para inyectar este medicamento, tendrá que llevar a su hijo enseguida al departamento de emergencias.

Cuidados generales

  • Intente identificar el alérgeno problemático y ayudar a su hijo a evitarlo, ya que las próximas reacciones pueden ser peores.

  • Lleve una tarjeta de alerta médica todo el tiempo que identifique el tipo de alergia que tiene su hijo. Un niño más grande debe usar un brazalete o collar de alerta médica.

  • Lleve un registro de los síntomas de su hijo. Observe cuándo se presentaron y qué los causó. Esto le ayudará al proveedor de atención médica de su hijo a tomar decisiones sobre el tratamiento futuro.

  • Hable con todas las personas que cuiden de su hijo. Avíseles que su hijo tiene una alergia y explíqueles cuáles son las señales de una reacción. Dé indicaciones a esas personas sobre cómo usar todos los medicamentos recetados.

  • Si el proveedor de atención médica de su hijo le receta un equipo de epinefrina, manténgalo cerca del niño en todo momento.

Visita de control

Asista a las visitas de seguimiento con el proveedor de atención médica de su hijo.

Nota especial para los padres

Tenga en cuenta que los niños pueden tener una reacción grave a algo que nunca antes les había causado una reacción alérgica. Para confirmar la alergia de su hijo, es necesario realizarle pruebas de alergia. Es posible que a su hijo le remitan a un alergista.

Llame al 911

Use la lapicera de epinefrina y luego llame al 911 si su hijo presenta cualquiera de estos síntomas:

  • Dificultades para respirar

  •  

    Problemas para tragar o sensación de ahogo

     

  • Dificultades para hablar o llorar

  • Sibilancias (silbidos al respirar)

  • Problemas para despertarse

  • Hinchazón de la cara, los labios o la lengua

  • Babeo

  • Vómitos o diarrea explosiva

  • Ritmo cardíaco acelerado

  • Pérdida del conocimiento (desmayo)

¿Cuándo debe buscar atención médica?

Llame enseguida al proveedor de atención médica de su hijo si los síntomas del niño no desaparecen o vuelven.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.