Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Abrasión (niño)

La piel tiene varias capas. Cuando la capa superficial (de arriba) de la piel se frota o raspa, es posible que se salga la piel. Esto se conoce como abrasión. Las abrasiones pueden producir dolor leve y sangrado.

Los niños son muy curiosos y activos. Así que es prácticamente imposible evitar que se hagan rasguños y cortadas. Las abrasiones se limpian y se tratan para prevenir el deterioro de la piel y las infecciones. Generalmente se dejan al aire. Sin embargo, las abrasiones que ocurren cerca de la ropa pueden requerir protección con un vendaje. Las abrasiones suelen sanar en pocos días, y en general dejan muy poca cicatriz.

Cuidados en la casa:

Medicamentos:

Es posible que el médico le recete una crema o pomada con antibiótico para prevenir las infecciones. Siga las instrucciones del médico para darle este medicamento a su hijo.

 

Cuidados generales:

  1. Siga las instrucciones de su médico sobre cómo cuidar de la abrasión.

  2. Si el niño tiene un vendaje, cámbieselo todos los días o según le indique el médico. Si la venda se adhiere a la piel, empápela en agua tibia hasta que se afloje. Si hay algo de adhesivo, quítelo con cuidado usando una bola de algodón con aceite mineral o vaselina. La piel de los niños es sensible y puede irritarse fácilmente con los adhesivos.

  3. Mantenga la abrasión limpia. Lávela con agua tibia y jabón suave dos veces al día, y cuando se ensucie.

  4. Si ha herida sangra, coloque un paño suave y limpio sobre esta y aplique una presión firme hasta que se detenga el sangrado. Esto puede tardar hasta cinco minutos. Mientras transcurre ese tiempo, no deje de hacer presión sobre la herida para observarla.

  5. Esté atento a la herida para detectar señales de infección (vea más abajo).

Prevención:

  1. A intervalos regulares, revise su casa, los patios y el garaje para asegurarse de que no haya objetos peligrosos al alcance del niño. Cuide también de que no haya cosas con las que el niño pueda tropezar o chocar.

  2. Tenga a la mano un buen surtido de vendas, gasas esterilizadas y pomadas antibióticas.

Visita de control

Siga las recomendaciones del médico o de nuestro personal sobre el seguimiento.

Nota especial para los padres

Las abrasiones suelen parecer más serias de lo que son en realidad, especialmente cuando sangran. Procure mantener la calma al atender a su hijo.

Busque atención médica de inmediato

Hágalo si ocurre algo de lo siguiente:

  • Su hijo presenta fiebre de más de 100.4 °F (38.0 °C)

  • Sangrado de la abrasión que no se detiene después de cinco minutos de presión

  • Señales de infección, por ejemplo, enrojecimiento, hinchazón, dolor o secreción maloliente

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.