Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Fístula Anal (Neonatos) [Anal Fistula, Neonate]

El conducto anal consiste en el recto y el ano, y es la última porción del tracto intestinal. En condiciones normales, las heces salen del cuerpo a través del ano. Sin embargo, antes del nacimiento, puede abrirse un conducto anormal desde el conducto anal hasta otro órgano, con lo cual las heces pueden pasar a través de la vagina o el tracto urinario, en vez del ano. Esta condición se conoce como fístula anal, y puede ocurrir dentro o fuera del cuerpo.

La fístula anal se corrige mediante cirugía, lo cual requiere hospitalización. El tipo de cirugía dependerá del tipo de fístula. Algunas veces se necesita más de una operación. En ciertos casos se realiza una colostomía durante la operación, de forma que las heces puedan ser expulsadas a través de una abertura en el abdomen. La colostomía puede ser temporal o permanente. La atención a largo plazo depende del tipo de fístula y del resultado de la cirugía.

Con este trastorno es aconsejable amamantar al bebé, ya que la leche materna es fácil de digerir.

Cuidados En La Casa:

Medicamentos: Es posible que el médico le recete un antibiótico para prevenir las infecciones. Siga las instrucciones del médico al darle este medicamento a su hijo.

Atención General:

  1. Siga las instrucciones del médico sobre la atención que debe dar al bebé después de la operación.

  2. Probablemente le pedirán que tome nota de las defecaciones (evacuaciones) del bebé. Lleve un registro cuidadoso del momento en que tiene lugar cada evacuación, así como de su ubicación (ano, colostomía) y del tipo de heces que expulsa el bebé. Esto ayudará al médico a determinar la atención que debe dar al bebé en el futuro.

  3. Vigile el ano del bebé para ver si hay sangrado o señales de infección (lea la información que se presenta más abajo).

Si Su Bebé Se Somete A Una Colostomía:

  1. Siga las instrucciones del médico sobre el cuidado de la colostomía del bebé.

  2. Lávese cuidadosamente las manos con agua caliente y jabón antes y después de cuidar la colostomía.

  3. Cambie la gasa o el apósito que cubre el estoma o abertura tan pronto como se ensucie. Si el niño tiene colocada una bolsa de evacuación, vacíela con frecuencia. Asegúrese de que la bolsa encaje correctamente. Use el tipo de cierre para la bolsa aprobado por su proveedor de atención médica. No utilice pinzas pequeñas (clips) o gomas elásticas para cerrar la bolsa, ni cualquier otra cosa que el bebé pudiera tragar.

  4. Lave la piel alrededor del estoma con jabón y agua tibia, y séquela dándole palmaditas suaves. Proteja la piel con una barrera en forma de pomada según le recete el médico.

  5. Vigile la zona afectada para ver si muestra señales de infección (lea la información que se presenta más abajo).

  6. Intente evitar que el niño tire del apósito o de la bolsa de evacuación.

Haga una VISITA DE CONTROL según le indique el médico o el personal del centro.

Nota Especial Para Los Padres:

Si tiene alguna duda o inquietud acerca de cómo debe atender a su bebé, consulte con su médico.

Obtenga Atención Médica Inmediata

en cualquiera de los siguientes casos:

  • Fiebre superior a 100.4°F (38°C) (temperatura rectal)

  • Evacuaciones anormales

  • Sangre, pus o mucosidad maloliente procedentes del ano

  • Señales de infección en las incisiones, como enrojecimiento, hinchazón o supuración maloliente

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.