Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Absceso, Tratamiento Antibiótico Solamente (Neonatos)

La piel tiene bacterias que normalmente no resultan dañinas. En algunos casos las bacterias entran en la piel a través de la raíz de un cabello o a través de una abertura o pequeña cortada en la piel. Si las bacterias se quedan atrapadas bajo la piel, es posible que se forme una zona de pus llamada absceso. Un absceso cerca de la raíz de un cabello se llama forúnculo. Al principio, el absceso es de color rojo, está elevado, es firme y sensible al tacto. También es posible que la zona esté caliente.

Un absceso puede ser consecuencia de un cabello que ha crecido hacia adentro, una herida de punción o una picadura de insecto. También puede ser consecuencia de una glándula sebácea bloqueada, un grano o un quiste. Los abscesos suelen ocurrir en la piel que tiene mucho vello o está expuesta a la fricción y a la transpiración.

Un recién nacido con un absceso puede requerir hospitalización para el tratamiento inicial. Un absceso pequeño o nuevo puede tratarse de forma eficaz mediante antibióticos tópicos. Algunas veces los abscesos pueden abrirse y drenarse por sí solos. Si el absceso sigue creciendo, deberá ser drenado mediante un procedimiento quirúrgico menor llamado incisión y drenaje (a veces llamado punción) utilizando anestesia local. La mayoría de los abscesos tardan varias semanas en curar.

Cuidados En La Casa:

Medicamentos: Su médico podrá recetarle un antibiótico de administración por vía oral (por la boca) o en forma de crema o pomada sobre la zona afectada. Siga las instrucciones del médico al usar cualquier medicamento.

Atención General:

  1. Aplique compresas húmedas calientes a la zona afectada durante 20 minutos hasta un máximo de 3 veces al día según le indique el médico. Esto ayudará a que el absceso desarrolle una “cabeza”, se ablande y posiblemente se drene por sí solo.

  2. No intente cortar, reventar o exprimir el absceso, ya que esto, además de producir mucho dolor, podría extender la infección.

  3. Si el absceso supura (se drena por sí solo), cubra la zona con un vendaje de gasa no adhesivo. Utilice la mínima cantidad posible de cinta adhesiva para evitar que se irrite la piel del bebé. A continuación llame al médico y siga sus instrucciones. El absceso puede supurar durante varios días y debe mantenerse cubierto. Deseche cuidadosamente los vendajes sucios.

  4. Cambie la ropa del bebé todos los días, y cambie las sábanas y las mantas cuando estén manchadas con la supuración de las heridas. Lave toda la ropa, la ropa de cama y los pañales sucios en agua caliente. Si el absceso del bebé está en las nalgas, deseche con cuidado los pañuelos y pañales desechables. El niño no debe compartir ningún tipo de ropa o ropa de cama con otros miembros de la familia.

  5. No moje los abscesos en el agua del baño, ya que esto podría propagar la infección. En vez de hacer eso, lave suavemente la zona afectada con jabón y agua tibia.

Haga una VISITA DE CONTROL según le indique el médico o el personal del centro. Es posible que el médico quiera ver el absceso una vez que haya desarrollado una cabeza y se haya ablandado. Llame al médico si el absceso empieza a drenarse (supurar) por sí solo.

Nota Especial Para Los Padres:

Lávese bien las manos con agua caliente y jabón antes y después de cuidar el absceso para evitar propagar la infección. Si otros miembros de su familia desarrollan síntomas similares, llame a su proveedor de atención médica.

Obtenga Atención Médica Inmediata

en cualquiera de los siguientes casos:

  • Fiebre superior a 100.4°F [38°C] (temperatura rectal)

  • Señales de que está empeorando la infección, como un aumento del enrojecimiento o de la hinchazón, supuración maloliente o rayas rojas en la piel alrededor de un absceso

  • El absceso aumenta de tamaño

 

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.