Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Revisión De Herida De Quemadura (Neonatos)

Las quemaduras son lesiones comunes en los niños pequeños; Las quemaduras dañan la piel y los tejidos subyacentes. Las quemaduras menores suelen sanar en menos de una semana. Sin embargo, es posible que la piel nunca recobre su color natural. Las quemaduras graves tardan más tiempo en sanar.

La quemadura de su bebé ha sido examinada por el médico y es posible que la haya limpiado y cubierto con un vendaje.

Cuidados En La Casa:

Medicamentos: Es posible que el médico le haya recetado una pomada o crema antibiótica para prevenir la infección. Tal vez el médico le haya recomendado también un medicamento contra el dolor antes de cambiar el apósito. Siga las instrucciones del médico al usar estos medicamentos.

Cambio De Apósito:

  1. Si aplicó un vendaje a la herida, siga las instrucciones del médico acerca de cómo y cuándo debe cambiar el vendaje para dar tratamiento a la herida.

  2. Si un vendaje está pegado a la piel, mójelo en agua tibia para ablandarlo antes de quitarlo.

  3. Quite suavemente cualquier tipo de adhesivo con un algodón impregnado de aceite mineral o vaselina. La piel de los recién nacidos es más sensible y puede irritarse fácilmente con los adhesivos.

Atención General:

  1. Lávese cuidadosamente las manos con agua caliente y jabón antes y después de cuidar la herida.

  2. Vigile atentamente la herida para ver si muestra señales de infección (lea la información que se presenta más abajo).

  3. No aplique hielo o agua fría sobre la quemadura.

Haga una VISITA DE CONTROL según le indique el médico o el personal del centro.

Nota Especial Para Los Padres:

Proteja la piel del bebé de la exposición directa a la luz cubriéndole la cara y la cabeza cuando esté al aire libre. Siga las instrucciones del médico acerca del uso de crema solar para el bebé.

Obtenga Atención Médica Inmediata

en cualquiera de los siguientes casos:

  • Fiebre superior a 100.4°F [38°C] (temperatura rectal)

  • Señales de infección, como un aumento del enrojecimiento o de la hinchazón, o supuración maloliente de la herida

  • Señales de dolor (la irritabilidad de un bebé que no puede calmarse puede ser señal de dolor)

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.