Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Laceración, Reparación Infectada (Neonatos) [Laceration, Infected Repair, Neonate]

La cortada (laceración) de su recién nacido se cerró con suturas o grapas, pero se ha infectado. Algunas laceraciones cerradas se infectan aunque se hayan limpiado adecuadamente en el momento de la reparación.

Cuidados En La Casa

Medicamentos: El médico podría recetar un antibiótico oral para tratar la infección. Siga las instrucciones del médico al darle este medicamento a su bebé. No deje de darle este medicamento al bebé hasta que haya tomado la cantidad recetada o el médico le diga que deje de dárselo. Dele al bebé medicamentos contra el dolor según le haya indicado el médico. No le dé al recién nacido ningún medicamento de venta sin receta (ni siquiera aspirina) a menos que lo haya autorizado el médico.

Cuidados Generales:

  • Siga las instrucciones de su médico sobre el cuidado que debe dar a la herida.

  • Lávese las manos con agua caliente y jabón antes y después de atender al recién nacido. Esto ayudará a prevenir que se propague la infección.

  • Mantenga la herida limpia y seca. Si la herida se moja, séquela sin frotarla y cambie el vendaje por uno seco. Una vez transcurridas 24 horas, puede quitar el vendaje para lavar a su recién nacido. Pero lávelo con una esponja húmeda, sin bañarlo. No moje la zona con agua hasta que le quiten las suturas o las grapas, o hasta que la herida haya sanado y la cicatriz se haya caído.

  • Durante los primeros días, cambie el vendaje dos veces al día a menos que le hayan dado instrucciones diferentes. Siga haciendo esto hasta que la herida deje de supurar, y luego cambie el vendaje una vez al día. El vendaje también debe cambiarse si se moja o se mancha con suciedad o con líquido procedente de la herida.

  • Limpie la herida todos los días quitando el vendaje y lavando la zona con agua tibia y jabón. Use un palillo con punta de algodón para ablandar y limpiar la sangre o las costras que se hayan formado. Después de haber limpiado, aplique una capa fina de pomada antibiótica y luego aplique un nuevo vendaje. 

  • Intente evitar que el recién nacido frote o agarre la herida o el vendaje. Cubrir las manos del bebé con guantes o manoplas puede ayudar a evitar esto. Evite frotar la zona afectada cuando tenga al bebé en sus brazos.

Haga una VISITA DE CONTROL según le indique el médico o el personal de atención médica. Es importante que vaya a sus citas de control para asegurarse de que la infección esté mejorando.

Obtenga Atención Médica Inmediata

en cualquiera de los siguientes casos:

  • Fiebre superior a 100.4°F (38°C) (temperatura rectal)

  • Aumento del dolor (los recién nacidos pueden expresar el dolor mediante llanto inconsolable)

  • Aumento del enrojecimiento, hinchazón o drenaje (supuración)

  • Rayas rojas en la piel que rodea a la herida

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.